Deportes

A pesar del empate, la Lepra tuvo su apoyo

Los hinchas alentaron hasta el minuto final en vez de criticar, respaldando al equipo en un magro partido contra Douglas Haig.

El bajón futbolístico y de resultados que tiene Independiente Rivadavia genera un malestar lógico entre los hinchas, que lo expresaron durante el encuentro contra Douglas Haig. Sin embargo el aliento permanente se hizo sentir desde las tribunas, respaldado al equipo a pesar del momento.

La tarde estaba ideal para que el simpatizante Azul pueda ir y ver al equipo de sus amores, por eso casi 10000 personas aprovecharon el sol sabatino para asistir al Bautista Gargantini. Desde el comienzo del cotejo los hinchas comenzaron a exhibir su clásico cancionero, arrancando por una versión bien Leprosa del himno argentino.

Cuando Federico Guerra clavó la pelota en el arco contrario, la explosión del desahogo inundó el parque y los espectadores le dieron rienda suelta a la alegría. Los aplausos suplantaron a algunos quejidos y hasta se escuchaba un tibio “oleee, oleee”  cuando la Lepra tocaba el balón. Sin embargo con la igualdad toda la emoción se derrumbó.

Con el encuentro 1 a 1 Independiente padeció su momento más flojo del partido y los hinchas empezaron a pedirles más a los jugadores. Por lo tanto se escuchó “esta tarde cueste lo que cueste, esta tarde tenemos que ganar” y también “movete Lepra movete”.

Pero cuando el final del partido se aproximaba, los simpatizantes prefirieron alentar en vez de criticar, porque sonaron las palabras “las buenas ya van a venir”, en un claro apoyo al equipo Leproso en este momento adverso que atraviesa.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 08:01
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 08:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"