Deportes

Dilma promete "seguridad pesada" para el Mundial

La presidenta brasileña ratificó así su decisión de usar las fuerzas federales tras la ola de asesinatos en San Salvador de Bahía.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff señaló hoy que habrá "seguirdad pesada" en San Salvador de Bahía y en todas las sedes del Mundial de Fútbol al ratificar su decisión de enviar tropas federales para controlar la ola de asesinatos ocurrida en la capital del populoso estado del nordeste a partir de una huelga de la policía local.

"La Copa será muy segura... habrá una seguridad pesada, las Fuerzas Armadas participarán (en el plano) disuasorio y (si es necesario) también en la contención" de situaciones que amenacen el evento, aseguró Rousseff, según la agencia ANSA.

La mandataria argumentó que autorizó el envío de tropas federales a San Salvador "para dar apoyo a la seguridad pública y garantizar la paz en Bahía", adonde comenzaron a llegar los primeros efectivos de un contingente total que será de unos 8.500.

"Es inaceptable que la seguridad de la población bahiana sea puesta en riesgo, el gobernador Jaques Wagner tiene todo el apoyo de mi gobierno para garantizar la seguridad de la población de Bahía", añadió la mandataria.

Rousseff firmó un decreto para restablecer el orden en la capital de Bahía similar al que había emitido hace 15 días cuando autorizó la presencia de las Fuerzas Armadas en una zona de favelas de Rio de Janeiro, donde permanecerán hasta 18 días después de la final del Mundial.

Al menos 33 personas fueron asesinadas desde el inicio de una huelga policial, el martes pasado, en Bahía donde hoy arribó el ministro de Defensa, José Eduardo Cardoso, quien opinó que los huelguistas tienen motivos "políticos".

"Cuando las reivindicaciones de la policía enfrentan a la sociedad, trayendo inseguridad y un clima social perverso, no se puede decir que sean legítimas, afirmó Cardoso.

La Justicia de Bahía declaró ilegal el paro y ordenó a los dirigentes que lo suspendan de inmediato, pero los huelguistas resolvieron continuar la lucha en una asamblea realizada ayer y otra fue convocada para este jueves.

Salvador amaneció hoy en un clima de zozobra, con pocos ómnibus en sus avenidas, parte de las escuelas y universidades cerradas y sectores de la población recluidos en sus viviendas, luego de una noche convulsionada en la que no hubo trasporte público.

Al menos 19 personas murieron en las últimas 24 horas en Salvador y su región metropolitana, con una población de 2,7 millones de personas.

En tanto, en Feria de Santana, la ciudad más populosa del interior bahiano donde se registra un crimen por día, fueron cometidos 20 asesinatos desde el miércoles, entre los que se cuenta la muerte de presuntos asesinos de policías que habrían sido víctimas de una represalia de agentes en huelga, informó hoy la cadena Bandeirantes.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 00:17
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 00:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"