Deportes

Rincón Gallina: River jugó mal y perdió con Belgrano

Al igual que en el torneo Final 2013, River volvió a ser perjudicado por un error arbitral. El ¨Millo¨ no jugó bien, no fue un equipo para campeón.

River perdió 2 a 1 en Córdoba por un gol sobre la hora mal cobrado y jugando un segundo tiempo para el olvido. Tras un débil remate de Zelarrayán, Marcelo Barovero no respondió de buena manera y se le fue la pelota hacia atrás, aunque la misma no entró del todo. Un error del arquero que le terminó costando la punta a los de Ramón Díaz.

El primer tiempo no dejó muchas dudas para el análisis. River sin ser punzante domino el balón en su campo, los números no mienten, 67 por ciento de posesión de balón pero solamente genero dos ocasiones claras de gol. La primera a los 17 minutos tras un pelotazo en profundidad de Manuel Lanzini para que ante la mala salida de Juan Carlos Olave, Teófilo Gutiérrez pudiera definir con el arco a su merced y conseguir el provisorio 1 a 1. La segunda chance la desperdicio Fernando Cavenaghi luego de definir al cuerpo del 1 cordobés.

Belgrano, por su parte, planteo un partido defensivo. El equipo pirata esperaba la salida del Millonario en la mitad de la cancha y marcando constantemente la salida de sus volantes, sobre todo la de Cristián Ledesma que debió ser reemplazado a los 40 minutos por Matías Kranevitter por una molestia en el isquiotibial derecho. El gol del celeste llegó tras una pérdida de Gutiérrez en la mitad de la cancha, el joven Zelarrayán envío el centro con total comodidad y Jorge Velázquez sin marca impacto de cabeza para poner el 1 a 0.

El segundo tiempo mostró un Belgrano mucho más decidido a atacar, aunque sin gran claridad pero con voluntad, logró incomodar un par de veces el arco de Barovero. River por su parte salió desconcentrado e impreciso. A los 15 minutos se encontró con la única chance de gol de la segunda mitad que ni Teófilo Gutiérrez ni Cavenaghi pudieron aprovechar. A partir de allí el partido fue desordenado y monótono. River dominaba la pelota sin crear peligro y Belgrano presionaba un poco más arriba que en la primera parte.

Para ser un equipo que buscaba la punta, los dirigidos por Ramón Díaz no se mostraron con hambre de gloria. Fueron pocos los intentos de ataque. En la mayoría de los pasajes del partido se dedicaron a cuidar la pelota y defenderse con ella. Quizás fueron esas las indicaciones del ¨Pelado¨, pero de una u otra manera River se volvió a Buenos Aires con las manos vacias.

​En los partidos con Lanús, Boca y Newell´s, ¨KekoVillalva¨ fue de lo mejor del equipo y en los primeros dos casos fue la variante del ataque en el segundo tiempo. Sin embargo anoche ingresó Juan Carlos Menzeguez, que no tenía minutos desde la fecha 6 en el partido con Tigre. El ex San Lorenzo no marcó ninguna diferencia y perdió algunas pelotas en ataque que podrían haber ayudado a marcar el segundo gol. 

Para ser un equipo que buscaba la punta, los dirigidos por Ramón Díaz no se mostraron con hambre de gloria. Fueron pocos los intentos de ataque. En la mayoría de los pasajes del partido se dedicaron a cuidar la pelota y defenderse con ella. Quizás fueron esas las indicaciones del ¨Pelado¨, pero de una u otra manera River se volvió a Buenos Aires con las manos vacias.

​En los partidos con Lanús, Boca y Newell´s, ¨KekoVillalva¨ fue de lo mejor del equipo y en los primeros dos casos fue la variante del ataque en el segundo tiempo. Sin embargo anoche ingresó Juan Carlos Menzeguez, que no tenía minutos desde la fecha 6 en el partido con Tigre. El ex San Lorenzo no marcó ninguna diferencia y perdió algunas pelotas en ataque que podrían haber ayudado a marcar el segundo gol. 

​A pesar de haber mostrado equipo sin ideas para atacar, en el complemento  el riojano no buscó variante alguna. El medio campo Millonario había perdido protagonismo y el único jugador en el banco con características netas de enganche para aguantar la pelota y generar juego es Jonathan Fabbro. Aunque el jugador paraguayo no demostró nada en River y las pocas oportunidades que tuvo no las aprovechó, antes de su llegada a Nuñez era el capricho de Ramón.

La salida obligada de Ledesma, el bajo nivel de Ariel Rojas que entregó muchos pases incorrectos y la tibieza de Matías Kranevitter generó en River la pérdida del control del esférico y la poca generación de juego. Sin dudas, el segundo tiempo fue muy flojo para los dos equipos, pero el Pirata se veía con mayor actitud y voluntad y terminó cortando una racha de 6 partidos sin conseguir la victoria.


​Nuevamente el cansancio peso en el equipo Millonario, pero esta vez el costo fue mayor. Alvarez Balanta y Ledesma debieron ser sustituidos por lesión. Además, Jonathan Maidana y Manuel Lanzini, titulares indiscutidos para Ramón Díaz llegaron a las 5 amarillas y se perderán el partido con Atlético de Rafaela el próximo domingo en el Monumental. El técnico deberá buscar variantes obligadas y armar un equipo con muchas bajas pero con la obligación de ganar para no alejarse de la lucha del campeonato.

Lo mejor de River: Alvarez Balanta. El colombiano neutralizó al picante Pereyra, quien en los papeles era el as de espadas para Belgrano.

Lo peor de River: Ariel Rojas. El ex Godoy Cruz entregó gran cantidad de pases incorrectos, casi no atacó y sus centros nunca encontraron a los delanteros.

La fecha 12 viene siendo positiva para San Lorenzo de Almagro que con la victoria ante All Boys en Floresta llegó a los 21 puntos y de esta manera supero a River y Vélez y alcanzó a Colón en la punta del torneo. Mañana podría sumarse un líder más al torneo en caso de que Estudiantes venza a Argentinos Juniors en La Plata.

Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 14:53
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 14:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"