Deportes

Clásico rosarino estará custodiado por 800 policías

Con las 40 mil entradas agotadas, el operativo comenzará el domingo al mediodía para el encuentro entre Central y Newell´s.

Unos 800 policías estarán afectados a la custodia del clásico rosarino entre Newell's y Central, de nutridos antecedentes violentos, que se jugará el domingo próximo a las 15 y que ya tiene agotadas las entradas.

Ante cada nuevo clásico las autoridades de la seguridad santafesina ponen énfasis en nuevas medidas. Esta vez habrá patrullajes en la ciudad desde la noche previa, con controles y cacheos desde la mañana en cercanías del estadio y con las distintas sedes de Central cerradas para evitar que se junten los barras.

"El operativo del día domingo ya lo tenemos armado y estarán afectados cerca de 800 efectivos policiales en un partido que está previsto en hora muy temprana. Con lo cual, a primera hora del día domingo en los alrededores del estadio habrá controles, presencia policial y de la municipalidad que generará los cortes de calles necesarios desde las 12 del mediodía", explicó el secretario de Seguridad en Competencias Deportivas y Espectáculos de la provincia de Santa Fe, Pablo Farías.

En el estadio sólo habrá hinchas de Newell's, que hoy agotaron todas las localidades, por lo cual habrá unos 40 mil simpatizantes rojinegros. Habrá cacheos en esa zona para evitar ingreso de elementos contundentes y pirotécnicos, dijo el funcionario.

Si bien la existencia de una sola parcialidad facilitaría la labor en el estadio Marcelo Bielsa, las autoridades ponen la mira en el Parque Independencia y en los puntos donde se juntan las barras de uno y otro equipo.

Farías adelantó que habrá "patrullajes por la noche hasta el día del partido y en distintos objetivos vinculados a ambos clubes".

También todas las instalaciones de Rosario Central estarán cerradas a sus socios, misma modalidad ocurrida con Newell's el año pasado, como son el estadio y las diferentes subsedes que posee el club auriazul, no solamente en la ciudad, sino también el predio en Arroyo Seco, localidad ubicada a 30 kilómetros de Rosario.

Ya hubo un incidente en esta previa, porque el martes a la madrugada prendieron fuego cubiertas frente a "El Clubsito", una subsede de Central, donde por el efecto del fuego, explotaron los vidrios del ventanal de la fachada.

"Por suerte hay mucha predisposición de las dos partes y la idea es no generar violencia con algún tipo de declaraciones", comentó Farías.

En cambio, el funcionario se mostró molesto porque la Justicia no hizo lugar a ningún pedido de restricción de un grupo de 91 personas relacionadas con la barra de Newell's, cuyo líder, Diego "Panadero" Ochoa, está preso desde agosto último sospechado de ser el supuesto instigador de la muerte del anterior capo, Roberto "Pimpi" Camino.

"En este momento en Newell's no hay restricciones, las que teníamos terminaron con el campeonato del año pasado. Y en este año no hemos logrado que la Justicia, con la solicitud nuestra, nos diera la restricción que estamos pidiendo", lamentó Farias.

Opiniones (0)
24 de mayo de 2018 | 23:15
1
ERROR
24 de mayo de 2018 | 23:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"