Deportes

Rincón Gallina: Cómo no ilusionarse

Los últimos minutos, de poco fútbol pero de mucha euforia en la gente, dejaron claro que River se encuentra sólido en defensa.

El entusiasmo, la alegría y la impaciencia de la gente de River ya se podía sentir en los alrededores del “Monumental”. Sin dudas, la victoria a Boca en la “Bombonera” el domingo pasado hizo soñar con el campeonato a más de uno.

Un par de horas antes del encuentro con Newell´s y con el cielo totalmente gris, las avenidas Libertador, Lugones y Udaondo ya estaban totalmente colmadas de fanáticos riverplatenses. Camisetas rojas y blancas por todos lados que portaban alegría y conformidad.

El momento de mayor ansiedad se vive en las filas de los cacheos policiales y los controles de carnets o entradas. Cientos de personas acumuladas como ganado, tomando cerveza o comiendo el clásico choripán de cancha con doble ración de chimichurri. Cada barrera policial que la gente pasa es seguida por una corrida hacia el próximo cordón policial, ayer hubo más de lo habitual. Esa corrida es la prueba contundente de que la ansiedad tapa el uso de la lógica o la razón, “si no corren también van a entrar muchachos, el Monumental es grande, hay lugar para todos”, dice algún que otro cuerdo.

Ya en el último control de carnets, como es habitual, se puede observar la cantidad de hinchas sin entrada que tratan de burlar la seguridad del estadio. Algunos son invitados a retirarse cordialmente, otros no tanto, más bien son arrastrados hacia atrás por alguno de los pocos oficiales fornidos de la PFA.

El partido con Newell´s, además de la expectativa de la gente, tuvo la particularidad de que se conmemoró a los caídos en Malvinas, con los jugadores y árbitros abrazados en el círculo central y el himno que se escuchaba en  los altoparlantes del estadio. Antes del habitual minuto de silencio, jamás respetado por la totalidad de los espectadores, los hinchas dejaron de ser sólo de River por un momento y se unieron en el grito de “El que no salta es un Inglés”, ese grito que pone a mas de uno con la piel de “Gallina”.

El partido ya había comenzado y Carbonero, Lanzini y Villalva lograban conectarse para conseguir el primer y único gol del partido a los 7 minutos del primer tiempo. Las tribunas deliraban de pasión y durante algunos minutos más el buen juego del equipo acompaño los cánticos.

Luego del yerro de Cavenaghi en el mano a mano contra Nahuel Guzmán, el equipo se fue desinflando y en la gente podía sentirse el nerviosismo. Los rosarinos comenzaba a hacerse cargo de la pelota y River retrocedía, ya no presionaba la salida de los “backs” de Ñuls. El primer tiempo finalizó y el equipo millonario se fue aplaudido.

El segundo tiempo arrancaba luego de la ovación a David Trezeguet que ingresaba por Ezequiel Ponce y de que algunos hinchas pidieran en broma, claro está, por Ramiro Funes Mori a la selección. El cansancio en los jugadores de River era notorio y los Berti se adueñaron totalmente de la pelota, pero sin conseguir mayor profundidad. Tuvieron una sola chance clara cuando Marcelo Barovero le tapó un zurdazo al “Rey David”.

En las tribunas se escuchaba algún murmullo porque se veía que en cualquier momento el empate podía llegar, sin embargo a Newell´s también le paso factura el cansancio y de a poco se fue desinflando. La hinchada volvía a respirar después de 25 minutos sufridos.

Manuel Lanzini y “Keko” Villalva, cada uno por su costado mostraron mucho sacrificio a la hora de marcar y retroceder, en muchos momentos se los vio despejando algún balón en su propia área. El segundo tiempo no fue más entretenido que peleado y River no logró liquidar el partido con un remate que se fue por arriba del colombiano Teófilo Gutiérrez que había ingresado por Cavenaghi.

Los últimos minutos, de poco fútbol pero de mucha euforia en la gente, dejaron claro que River se encuentra sólido en defensa con Maidana y Balanta. A pesar que no juega del todo bien excepto en algunos pasajes del partido, es un equipo que de a poco ha logrado consolidarse. Ayer logró su cuarto triunfo consecutivo en condición de local y quedó lo como escolta junto con Vélez a 1 punto de Colón de Santa Fe.

El Domingo River visitará a Belgrano en Córdoba desde las 21:30 horas. ¿El cansancio que se vio en los jugadores hoy, hará pensar a Ramón Diaz en una posible rotación? Ariel Rojas, Cristián Ledesma, Manuel Lanzini y Fernando Cavenaghi fueron a quienes más agotados se los vio. ¿Volverá Gutiérrez a la titularidad después de las buenas actuaciones del “Keko”?

Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 07:28
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 07:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"