Deportes

La Lepra sufrió una pesadilla ante Boca en Corrientes

Independiente Rivadavia cayó 3 a 0 ante Boca Unidos y empieza a preocuparse nuevamente por el promedio para el descenso.

Independiente Rivadavia llegaba a Corrientes en medio de una larga racha negativa que se extendía a cuatro partidos sin conocer la victoria y se enfrentaba con el irregular Boca Unidos que buscaba volver a hacerse fuerte de local.

En los primeros minutos de juego ya iba a inquietar el local, García quedó enganchado en el off side pero Ayala contuvo el remate de Bastianini. Peligroso error defensivo que dejó expuesto el arco azul muy rápido en el partido.

Los de Trullet, claramente obligados por la localía y su lugar en la tabla de posiciones, eran los dominadores del balón en las primeras instancias del juego. Independiente se dedicaba a tratar de encontrar el orden defensivo para no volver a quedar mal parado.

Un mal rechazo de Agüero casi termina con un gol en contra y Trotta sufría por el desorden de la última línea azul. Las respuestas estaban a cargo de Lucas Gamba, que ofendía como puntero por su velocidad pero se encontraba muy solo.

Era tal el descalabro defensivo de la Lepra, que un mal rechazo de Pucheta asistió a Dening que sentenció a Ayala ubicando la pelota contra el palo. Caro fue el precio que pagó Independiente por sus errores defensivos en el arranque del juego.

Oviedo volvía a hacer estirar a Ayala que mantenía la distancia en un gol con esfuerzo, Gamba intentaba salir de contra pero no lograba asociarse con Ezequiel Pérez y Diego Tonetto, los habituales conductores del ataque leproso. Pérez sacó mal un tiro libre para la Lepra y posibilitó que Escobar volviera a exigir a Ayala. Con poco, el local era más y empezaba a justificar su ventaja en el marcador.

Pérez y Oviedo volvían a meter peligro en el área azul y los de Trotta parecían necesitar que el primer tiempo terminara para reordenarse y buscar cambiar la imagen en la segunda etapa del partido. Para colmo de males, Diego González Vega pegaba un codazo tremendo y veía con justicia la tarjeta roja. Perdiendo, con un hombre menos y jugando mal, las cosas para la Lepra parecían que no podían ponerse peor.

Antes de que termine la primera parte, Pérez asistió a Gamba y el remate del sanrafaelino se estrellaba con el palo Garavano, una verdadera pesadilla era el partido para Independiente en tierras correntinas.

El inicio de la segunda mitad iba a seguir en el mismo camino, Danelón apareció por derecha y remató estando cara a cara con Ayala, 2 a 0 y las opciones de la Lepra parecían desaparecer. Con Independiente sin respuestas, Dening batía a Ayala con un tremendo cabezazo al ángulo y ponía el 3 a 0. Boca Unidos sentenciaba y los de Trotta se ocupaban de no caer goleados y ya pensaban en Aldosivi.

Con la goleada consumada, el local bajó la intensidad y metió el partido en la heladera, ante la inacción de la Lepra que sabiéndose incapaz de empatar con un hombre menos, prefería administrar el gasto físico. 

La goleada pudo ser mayor, pero las buenas intervenciones de Josué Ayala y la imprecisión de los delanteros de Boca dejó clavado el marcador en 3 a 0.

Dura goleada sufrió Independiente en Corrientes, ahora los de Trotta acumulan cinco partidos sin triunfos y el fantasma del descenso vuelve a acechar al Gargantini. Sin opciones, la Lepra recibirá la próxima fecha a Aldosivi, rival directo en la lucha por no perder la categoría.

Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 16:35
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 16:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"