Deportes

Cantero seguirá hasta el final del torneo

Luego de la reunión entre el presidente y el resto de los miembros de Comisión Directiva, se tomó una decisión esperada en medio del caos.

El titular de Independiente, Javier Cantero, evacuó hoy los rumores de su posible renuncia y confirmó su continuidad en el cargo durante una jornada de crispación luego de la derrota con Sarmiento de Junín, cuarta dentro de una racha de ocho partidos sin ganar en la B Nacional.

El presidente ratificó su permanencia en una reunión de Comisión Directiva, cuyo escenario cambió dos veces para dispersar la atención mediática; mientras una manifestación se producía frente a la sede del club en Avellaneda para reclamar el
alejamiento del dirigente.

Antes del cónclave directivo, el propio Cantero le confirmó al portal "canchallena.com" que "en ningún momento" presentó su dimisión y relacionó la información con "versiones periodísticas" ante el nuevo traspié en el campeonato de segunda división.

Horas después, el presidente lo hizo ante sus pares de CD en una reunión que se llevó a cabo en Tacuarí al 200, donde se acordó una apertura política desde mañana para consensuar con todo el arco opositor.

El vocal Daniel Siciliano, único vocero al término del encuentro, le admitió a Télam que se "manejaron todas las alternativas" cuando se le consultó sobre la posibilidad de adelantar las elecciones de diciembre próximo.

"Javier está a disposición de lo que la CD decida para el bien de Independiente. No renunció ni nadie le pidió firmemente su salida, sólo se acordó una ronda de reuniones con la oposición que se producirá desde mañana", respondió.

Siciliani explicó que la amenaza de renuncia de Cantero en el vestuario de la cancha de Sarmiento se trató de "un comentario que hizo ofuscado" después del nuevo revés futbolístico.

Al salir de la reunión, un dirigente le dijo a Télam que Cantero "se escapó" antes para evitar el contacto con los medios.

Otros directivos, en cambio, fueron interceptados e increpados por una decena de hinchas que obtuvieron el dato del lugar y exigieron, sin violencia pero con vehemencia, un ordenamiento institucional frente a la crisis.

Paralelamente, sobre la avenida Mitre en Avellaneda, cientos de hinchas se congregaron para reclamar la renuncia del presidente y algunos de ellos estuvieron muy cerca de cruzarse con fanáticos de Racing, que se dirigían en micros rumbo al Obelisco porteño para celebrar el aniversario 111 del club. 

La sede de Independiente fue desde temprano el escenario del repudio popular. A primera hora, amaneció con pintadas anómimas que pedían la renuncia de Cantero y el alejamiento del volante Federico Insúa, última incorporación del plantel.

"Cantero Pinocho", "Cantero hijo de puta", "Ascenso o Muerte" e "Insúa andate" fueron algunas de las leyendas escritas sobre la fachada del lugar.

Frente a ello, el edificio de la avenida Mitre fue cerrado y vallado por la policía bonaerense para contener el descontento cuando ya se especulaba con una convocatoria masiva para la tarde.

Como si fuera poco, el barrabrava Pablo "Bebote" Alvarez, luego de amenazar a Cantero por la red social Facebook, se presentó en la sede con un grupo de personas con la intención de asociarlas.

Allí, frente a todas las cámaras que cubrían lo sucedido, Alvarez anunció su idea de formar una agrupación política para presentar su candidatura a presidente.

Independiente, que en junio pasado descendió por primera vez en la historia, ocupa el tercer lugar de las posiciones en la B Nacional con 45 unidades, las mismas que Instituto de Córdoba, habiendo tres plazas para el ascenso a primera división.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 14:04
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 14:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"