Deportes

El Atlético se encargó de presionar al Real Madrid

El conjunto de Simeone le ganó 2 a 0 al Betis y alcanzó a los merengues en la punta, en la previa del Superclásico español.

El Atlético de Madrid cumplió hoy con sus deberes: le ganó por 2-0 al Betis y ahora espera una ayuda del Barcelona para finalizar la jornada como uno de los líderes de la Liga española de fútbol.

El equipo conducido por el argentino Diego Simeone sumó su tercera victoria al hilo entre campeonato y Liga de Campeones y alcanzó provisoriamente al Real Madrid en la cima de la tabla.

El Atlético esperará ahora una derrota del conjunto blanco en el clásico del fútbol español para poder terminar la fecha como colíder.

El conjunto rojiblanco no encontró demasiadas comodidades en el desarrollo del partido ante el último clasificado y logró torcer la historia recién en la segunda mitad y cuando contaba con un hombre de más, a causa de la expulsión del uruguayo Braian Rodríguez (55 minutos).

Además, el Atlético sacó provecho de la falta de respuesta física de su rival, que sólo tres días antes tuvo que disputar 120 minutos para definir su suerte en los octavos de final de la Liga Europa ante el Sevilla.

El propio Betis no pudo terminar la semana de peor manera: al tremendo golpe del jueves en la derrota por penales ante su clásico rival (tras perder por 2-0 en casa) se le sumó el panorama terrible en el torneo local, donde marcha en el último lugar, a nueve puntos de la permanencia y a falta de nueve jornadas para el final del torneo.

Gabi, con un golazo desde fuera del área (57') y Diego Costa (63') anotaron los goles de un equipo que se niega a darse por vencido en la lucha por el primer puesto del campeonato.

Después de una primera parte con mucha intensidad y más fricciones que asociaciones futbolísticas, el Atlético pudo empezar a torcer la historia una vez que el Betis mermó su respuesta física.

La expulsión de Rodríguez, por tocar el balón con la mano y recibir la segunda amonestación, abrió la puerta para que el Atlético aprovechara su ocasión.

Gabi dio el primer paso del triunfo visitante con un gran tiro desde fuera del área que colocó la pelota junto a un palo. Poco después, Koke dio una asistencia mágica de cabeza a Costa, quien definió con sutileza ante la salida del portero Antonio Adán.

Ya sobre el final, el equipo rojiblanco se dedicó a cuidar la pelota y el Betis, agotado, sólo esperó que el pitido final le permitiera olvidar una de las peores semanas de la temporada.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 13:23
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 13:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"