Deportes

El Dortmund perdió pero igual avanzó

Los alemanes cayeron 2 a 1 con el Zenit pero se metieron en cuartos de la Champions por su victoria 4 a 2 en el partido de ida.

El Borussia Dortmund obtuvo hoy el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones europea a pesar de caer por 2-1 ante el Zenit de San Petersburgo en el partido de vuelta en Alemania.

Después de vencer al escolta de la Liga rusa en el encuentro de ida por 4-2, el actual subcampeón europeo sufrió ante un rival muy ofensivo, pero la renta lograda en la ida lo colocó nuevamente entre los ocho mejores de Europa.

El brasileño Hulk (16') y el venezolano José Rondón (73') anotaron para el combinado de San Petersburgo, mientras que Sebastian Kehl (38') igualó provisoriamente para los locales.

Sin su centrocampista Marco Reus, en fase de recuperación de una molestia muscular, y todavía acusando las ausencias de los titulares Ilkay Gündogan, "Kuba" Blaszczykowski, Neven Subotic y Sven Bender, el plantel germano fue sorprendido a los 16 minutos.

El brasileño Hulk se desprendió de sus perseguidores en el mediocampo para disparar un tiro fulminante a 25 metros de distancia que advirtió a Dortmund que la velada no sería un paseo.

Mucho más organizado que en el choque de ida, el conjunto dirigido por el técnico interino Serguei Semak -mañana asume el portugués André Villas-Boas- buscó los espacios y aprovechó con rapidez las ocasiones de contraaataque ante un Dortmund inseguro y poco preciso.

El gol de Hulk obligó a los anfitriones alemanes a abandonar la actitud más pasiva que mostraron en los primeros veinte minutos y presionar más cerca del arco de Viacheslav Malafeev.

Siete minutos antes del descanso, el capitán del equipo, el zaguero Kehl, consiguió el empate al enviar de cabeza con más suerte que destreza un centro de Marcel Schmelzer a las redes de Malafeev.

Tras la pausa, el Zenit se replegó un poco, dejando más espacio al Dortmund. Los alemanes poblaban el campo del rival, pero sin forzar situaciones de peligro.

Y nuevamente fueron sorprendidos por el segundo tanto de los rusos. Rondón, ingresado a los 62 minutos en lugar de Aleksandr Kerzhakov, cabeceó un centro de Domenico Criscito, imparable para Roman Weidenfeller.

El Dortmund aguantó el marcador y sin brillar logró estar una vez más en cuartos. Sin embargo, deberá prescindir en la ida de su goleador polaco Robert Lewandowski, que recibió una amarilla por una mano en el primer tiempo.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 08:17
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 08:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"