Deportes

La F1 pone primera repleta de incógnitas

El cambio de motores propicia un cambio de era en la competencia más importante del automovilismo mundial que comienza en Australia.

Este jueves comienzan las tandas de entrenamiento del Gran Premio de Australia y así comenzará oficialmente la temporada de la Fórmula 1, la máxima competencia de automovilismo mundial, que en 2014 vivirá una verdadera revolución auspiciada por las grandes modificaciones que sufrieron los autos y generan una gran expectativa entre los fanáticos.

El cambio más importante (y polémico) se dio en el cambio de motores de los monoplazas que ahora tendrán un impulsor turbo de 1-6 litros y 6 cilindros en V, esto significará una reducción en el consumo de combustible de los autos pero también una disminución en los caballos de fuerza que impulsan a los autos que pasan de 800 a 600.

Entre todas las críticas que se realizaron sobre los nuevos motores la que más llamó la atención fue la que hicieron los fanáticos, y algunos protagonistas, sobre el ruido. Los autos ya no producen el poderoso bramido y hasta el propio Bernie Ecclestone los comparó con el ruido de una "licuadora".



Otra de las grandes modificaciones se dará en el sistema de recuperación de energía. En las últimas temporadas se utilizó el sistema Kers, que le daba a los autos una potencia extra de 80 caballos durante 6 segundos aproximadamente. Este fin de semana en Australia hará su debut el ERS un sistema similar pero más eficaz que el anterior ya que le dará a los autos 150 caballos durante 33 segundos y se convertirá en una herramienta fundamental para los pilotos.

En medio de todo esto están los pilotos que intentaron adaptarse a los cambios en los entrenamientos en España y Bahrein pero por lo que pudo verse solo algunas escuderías consiguieron el objetivo.

Entre los más complicados aparece Red Bull y el campeón defensor Sebastián Vettel que no ocultó su frustración: "No pudimos cumplir con el plan de trabajo. Y esto es muy malo a esta altura de la pretemporada", confesó antes de desembarcar en Australia.

Ferrari tampoco tuvo una buena adaptación y hasta Fernando Alonso explicó que será una incógnita el rendimiento de su auto en el primer GP del año: "La tecnología en esta nueva temporada es un poco complicada para todos. Estamos trabajando y desarrollando el coche cada día. La situación es un poco desconocida para todos. Necesitamos unir todo, maximizar lo que tenemos, y ver qué es lo que hay", comentó.

En el otro extremo aparecen Mercedes Benz y Williams que tuvieron un gran desempeño en las pruebas preliminares. El equipo conformado por Lewis Hamilton y Nico Rosberg fue el más veloz y más confiable y duplicó en cantidad de kilómetros recorridos en las pruebas en comparación con sus grandes rivales, como Ferrari y Red Bull.

Ahora se terminó el tiempo para las especulaciones y las pruebas, los equipos salen a la pista y mientras algunos analistas esperan muchos abandonos las escuderías buscarán trabajar contrarreloj para llegar de la mejor manera al debut.

Opiniones (0)
18 de junio de 2018 | 01:19
1
ERROR
18 de junio de 2018 | 01:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"