Deportes

Condenaron al presidente del Bayern

Uli Hoeness, fue condenado hoy a tres años y medio de prisión efectiva por evadir millones de euros en impuestos.

El presidente del Bayern Múnich, Uli Hoeness, fue condenado hoy a tres años y medio de prisión efectiva por evasión de impuestos después de cuatro días de un juicio seguido con enorme expectativa dentro y fuera de Alemania.

La corte de Múnich declaró culpable en siete casos de evasión al directivo de 62 años, cara visible de uno de los clubes más prestigiosos del mundo.

La acusación inicial que motivó el juicio cifraba la evasión de Hoeness en 3,5 millones de euros (4,9 millones de dólares), pero la cifra fue creciendo a lo largo del proceso hasta los 27,2 millones de euros en impuestos (38 millones de dólares).

"No tengo nada que añadir", dijo hoy Hoeness en su declaración final. Durante el juicio había admitido ya el fraude fiscal, pero la defensa pedía una pena de prisión en suspenso. La fiscalía, por su parte, solicitó una condena de cinco años y medio de cárcel.

 La mayoría de expertos esperaba una condena de cárcel debido a las graves nuevas acusaciones que fueron surgiendo durante el juicio, pero la sentencia generó estupor en Alemania, donde Hoeness encarnaba un papel de racionalidad financiera y autoridad moral.

Evadí impuestos", confesó el directivo en su declaración ante la corte el lunes. "Pero no soy un parásito social. Pagué cinco millones a instituciones sociales y 50 millones de impuestos. No quiero presumir de eso, sino sólo dejar las cosas claras".



 Su foto ingresando en prisión puede ser también un duro golpe para el Bayern Múnich. El club mantuvo hasta ahora a su presidente en el cargo, pero se espera que lo destituya tras la condena.

 Hoeness aún vio desde el palco del Allianz Arena el empate 1-1 ante el Arsenal este martes en Liga de Campeones y celebró con los brazos en alto el gol del equipo de Josep Guardiola.

 El escándalo estalló el año pasado, cuando el jefe del Bayern presentó una "autodenuncia" admitiendo haber ocultado beneficios de capital de una cuenta en Suiza.

"Evadí impuestos", confesó el directivo en su declaración ante la corte el lunes. "Pero no soy un parásito social. Pagué cinco millones a instituciones sociales y 50 millones de impuestos. No quiero presumir de eso, sino sólo dejar las cosas claras".

El jefe del Bayern también confirmó su adicción a apostar por negocios en Bolsa hasta "perder la visión de los beneficios y las pérdidas". "Es algo que puede pasar cuando uno apuesta y está como loco, tal como estaba yo entonces".

Hoeness es una figura estrechamente unida a la historia del Bayern Múnich, en el que fue jugador y mánager general antes de convertirse en presidente en 2009. También tenía estrechos contactos en las más altas esferas políticas y económicas. Incluso la canciller Angela Merkel se mostró "decepcionada" al conocer el escándalo.

El juicio despertó por eso un enorme revuelo mediático. Más de 450 periodistas intentaron acreditarse, pero sólo pudieron hacerlo 49, porque los asientos disponibles en la sala son limitados. Una veintena de cámaras siguió hoy su entrada al tribunal para escuchar la sentencia.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 06:20
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 06:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"