Deportes

Lauro: "El objetivo es estar en la final"

El lanzador de bala es el único argentino en el Mundial de Atletismo que empieza el viernes en Polonia.

El lanzador de bala Germán Lauro, único argentino en el Mundial de atletismo en pista cubierta, que comienza el viernes en Sopot (Polonia), se fijó como reto poder acceder a una nueva final y prefirió no hablar de la lucha por las medallas porque lo ve complicado.

Lauro llega a esta cita como una de las principales esperanzas latinoamericanas, avalado por su regularidad de las últimas temporadas, donde se ha convertido en una presencia fija en las finales: fue sexto en 2012 en el Mundial en sala de Estambul y en los Juegos Olímpicos de Londres y séptimo, pese a llegar mermado por un problema en la espalda, en el Mundial al aire libre de Moscú.

"Las expectativas son las mejores. El objetivo es poder estar en la final, entre los ocho mejores. Con eso ya estamos conformes", afirmó a la agencia internacional AFP al ser preguntado sobre las perspectivas con las que afronta este nuevo Mundial.

"No se puede hablar de medallas con tan grandes rivales. Todos los torneos son diferentes. Nosotros vamos a dar todo lo mejor para conseguir un buen puesto. Esperemos que salga todo como pensamos", apuntó.

Lauro ha tenido resultados destacados en la actual temporada bajo techo, que refuerzan sus opciones de conseguir un gran resultado.

A finales de febrero consiguió mejorar en Praga su propio récord sudamericano, llevándolo hasta 21,04 metros. Al aire libre ha llegado hasta 21,26 metros.

Su 21,04 en sala le permite figurar en quinto lugar en el ránking de la temporada, por detrás de los estadounidenses Ryan Whiting (22,23 m), Kurt Roberts (21,50) y Joe Kovacs (21,46), y del alemán David Storl (21,33).

Al Mundial de Moscú del pasado año llegó tras un problema en la espalda por una "hernia vieja", que llegó a poner en duda su participación en el evento. Su preparación no fue por lo tanto la mejor y tras su participación en la capital rusa admitió que perder una semana de entrenamiento en plena recta final le restó opciones.

Pese a ello consiguió un séptimo lugar, que es el mejor del país en un Mundial al aire libre.

Ahora la puesta a punto ha sido sensiblemente más positiva, lo que da esperanzas de verle brillar en el Ergo Arena de Sopot, en el norte de Polonia, a orillas del Báltico.

Sobre sus hombros, este forzudo de casi 30 años, sustenta en solitario la responsabilidad de defender a Argentina en el Mundial bajo techo, algo que él considera ante todo "un honor".

"Es mi segundo Mundial indoor y el segundo en el que estoy solo. Es un honor poder representar a mi país", afirmó.

El pasado año en Moscú, Lauro fijó ya este Mundial bajo techo como su próximo gran desafío: "Ahora toca pensar en Polonia, que es el Mundial indoor del año que viene. Eso me puede dar una revancha, vamos a prepararnos para ahí", dijo entonces tras finalizar su participación en el estadio Luzhniki.

Ese momento ha llegado y el lanzador de Trenque Lauquen puede confirmar las buenas sensaciones y seguir haciendo historia para el atletismo argentino.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 18:07
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 18:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"