Deportes

Cómo hizo Inglaterra para erradicar a los hooligans

Chris Whalley, el hombre que cambió la seguridad en la Premier y controló a los violentos, estuvo en Argentina y planteó medidas.

Chris Whalley, el especialistas que tomó la seguridad del fútbol británico y le dio un cambio radical, estuvo en la Argentina reuniéndose con legisladores y allegados a la organización del fútbol para hablar sobre el caso inglés y aportar soluciones.

El director de Seguridad en Estadios de la Asociación de Fútbol de Inglaterra, también integra el equipo de trabajo de la FIFA para competencias internacionales y dialogó con canchallena.com sobre los aspectos más importantes de sus mecanismos.

¿Cómo hizo Inglaterra para erradicar a los violentos?

-Fue un trabajo en equipo largo y complicado, que aún continúa. Todos los involucrados coincidían y coinciden: ni a los clubes, ni a los hinchas pacíficos, ni a la policía, ni al gobierno les interesa que haya violentos en los estadios. Hay un fuerte compromiso en luchar contra el mal comportamiento.

-¿Cuáles fueron las primeras medidas?

-Después de la tragedia de Hillsborough, donde 96 hinchas de Liverpool murieron aplastados contra las vallas del estadio de Sheffield, la gente comprendió que la situación debía cambiar. Decidimos desmantelar las rejas y los alambrados para cuidar la integridad de los espectadores. Desde entonces, la gente puede pasar al campo de juego, pero es un delito. El que lo hace, sabe que hay personal de seguridad que los identifica, los sanciona y los excluye. Lo positivo es que así tenemos estadios más amigables, con más comodidad, y el ambiente es menos amenazante y más respetuoso. La mayoría se porta bien.

-¿La única manera de erradicarlos es con sanciones?

-La exclusión de los estadios es lo que más le duele al hincha. Son fanáticos y quieren ir a los partidos. No les queda otra que portarse bien.

-Acá se juega sin hinchas visitantes. ¿Sirve?

-Tal vez sea una buena solución para la Argentina, no para Inglaterra. Parte del evento es la rivalidad y el clima de las dos hinchadas.

-En el fútbol hay violencia porque la sociedad es violenta. ¿Realidad o excusa?

-Es una realidad, porque existe la violencia en la sociedad. En una asistencia de 50.000 personas es lógico que haya un porcentaje de violentos. Pero si el club puede controlar el acceso al estadio, también puede controlar el comportamiento dentro. Y si unas personas no respetan las reglas, el club tiene derecho a echarlos. Eso ocurre en Inglaterra.

Opiniones (7)
23 de febrero de 2018 | 14:11
8
ERROR
23 de febrero de 2018 | 14:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La unica pregunta inteligente del periodista que lo entevista fue la primera, y el ingles dio en la tecla, las demas pregunta fueron de relleno, si el que lo entervista no se le ilumina la mente para preguntar el tipo puede decir lo que se le ocurra, ahora una de la preguntas que el periodista le tendria que haber echo, es si es ncesario que en los estadios todo el mundo este sentado, y no como en la Argentina que las populares se esta parado, otra, que halla camaras en las tribunas y vigilancia privada, mirando los partidos por TV de Inglaterra, se ve que todos estan sentados, claro que todo esto trae gastos, y los clubes en la Argentina estan casi quebrados, por eso los dirigentes se lavan las manos, si ahora pierden plata por que no hay visitantes, y no se calientan, entonces que se puede esperar de que hagan algo. Ha!! los ingleses arreglaron el problema dentro del estadio, pero afuera la violencia todavia existe, pero a eso quien le preocupa.-
    7
  2. Exacto PBL! El tipo dio la respuesta clave en la primera pregunta, el resto es relativo, se puede cambiar. ¿Cómo es acá? Según palabras de la Jefa del Poder Ejecutivo los barras son tipos con pasión, que aman lo que hacen. La realidad es que son unos mercenarios, se juntan barras de boca y river y venden droga juntos, no hay colores que valgan sólo negocios. A los políticos les sirven porque los usan de punteros y para tener presencia en manifestaciones y hastar armar grupos de choque o intimidatorios como Quebracho por ejemplo. Grondona está en la transa con el gobierno y los barras, tiene negocios oscuros y se hacen favores mutuamente. Ya con esto los dirigentes de los clubes están atados de pies y de manos porque si no les das entradas o viajes y demás te amenazan a la familia, nadie hace nada sino vean el caso de Los Andes o más fácil el de Cantero en Independiente. Cada vez los violentos toman hasta más protagonismo consiguiendo cargos simbólicos en los clubes. El hincha pacífico no los quiere pero hay cierto grupo de ignorantes engañados con el discurso de que son el folklore del fútbol, la fiesta, etc. La policía, corrupta como es, está metida en la transa con los barras. En muchos negocios van a medias, muchas veces le liberan zonas y demás. Además le conviene que hayan barras así tienen más laburo y ganan más, por eso muchas veces también son los encargados de armar incidentes, ellos arrancan lo que saben que va a terminar con la barra haciendo quilombo. Creanme que es así. Hay clubes que han contratado un operativo policial menor al que venían contratando y los mismos policías se encargan de violentar a la gente. En definitiva, desde la cabeza viene todo podrido. No hay el menor interés de erradicarlos y todo esto es demagogia.
    6
  3. aca el futbol tiene q cambiar...pero desde arriba....grondona...y los presidentes de clubes q bancan a barras...hay que cortar todo de raiz...cuando le cortes las gambas a esos negros de mierda que no pagan entradas van a dejar de ir....y hay que castigar duramente al que se mande una cagada entonces asi van a ir aprendiendo...
    5
  4. Creo que el tema está en la respuesta a la primer pregunta. Él dice que se trató de un trabajo conjunto entre clubes, policía, gobierno e hinchas pacíficos, porque todos estaban de acuerdo en que no querían violentos en las canchas, el problema e que aquí, los únicos que no quieren realmente violentos en las canchas, son los hinchas pacíficos, los demás están en connivencia porque los barras son socios de sus negocios. ¡Estamos en la lona!
    4
  5. Totalmente de acuerdo con Abby, la nota no vale nada. Una pena porque se trata de un tema candente que cuesta muchísimas vidas y que ha alejado a las familias y a muchos aficionados de lo que alguna vez fue una verdadera fiesta, el fútbol. El problema de los "hooligans" era de muy vieja data y venía de peor en peor. En 1977 o 1976 la Selección de Inglaterra jugó un amistoso en Buenos Aires con la Selección Argentina de fútbol que se preparaba para el Mundial de Argentina. Viajaron unos cuántos hinchas ingleses. El clima en las tribunas era hostil por la rivalidad futbolística y la rivalidad política. Si bien fue antes de la guerra de Malvinas, el tema no faltaba en los cánticos, sin embargo, la cosa no pasó a mayores (afortunadamente). Yo era todavía joven y recuerdo el comentario de un periodista inglés sobre el particular. Decía, más o menos: "Es un fenómeno social digno de estudio, mi hijo de 26 años estudia música y filosofía, se pasa la semana leyendo libros sabios y tocando el piano. El domingo entona cantos obcenos con la hinchada del Liverpool" (????). Años más tarde, esa misma hinchada, la del Liverpool, provocó una masacre en Bélgica, en un partido contra la Juventus de Italia. Hubo muchísimos muertos. A partir de ese momento (ya eran muchos hechos de violencia), todos los equipos británicos (ingleses, galeses, escocese e irlandeses) quedaron al margen de las competencias europeas, no los invitaron más. Recién entonces los dirigentes y la policía se pusieron las pilas y atacaron el problerma de raíz. Yo no sé cómo hicieron pero muy poco tiempo después, digamos algunos años, y hasta el día presente, las transmisiones por TV del fútbol inglés muestran una realidad sorprendente. Como lo dice la nota, no hay vallas, ni rejas, ni alambradas, el público está cómodamente instalado, como en un teatro, y el jugador que hace un gol puede ir a dale la mano a los hinchas. No hay desmanes, nada. Dicen algunos que los fenómenos no son comparables porque aquellos eran simpemente hinchas exaltados, violentos por su propia excitación y por el consumo de alcohol, mientras que en Argentina el tema es mucho más complejo ya que se trata de bandas muy bien organizadas que explotan negocios millonarios en los que intervienen dirigentes, policías, jueces y políticos. Como quiera que fuere, es una pena que la nota no revele más detalles, pero no deja de ser una señal que este personaje visite la Argentina. Tal vez algún dirigente empieza a interesarse por estudiar el problema o la solución ("muchos problemólogos y pocos solucionólogos", decía Mafalda). Son muchos muertos en Argentina (muchos) y un espectáculo muy triste el que ofrecen las tribunas semivacías pobladas por violentos que nunca jamás pagan una entrada. Por citar un recuerdo de mi juventud, en los 70's se jugaba un impresionante clásico en Mendoza, Ind-GyE. Fui muchas veces a verlo porque simpatizaba y simpatizo fuertemente con uno de los dos (no importa cual). La rivalidad era terrible y se jugaba excelente fútbol, dada la calidad de los jugadores, y a cara de perro, dada la importancia que ambos le daban al resultado. En la cancha de Independiente las hinchadas estaban separadas, pero a la salida compartían el pasillo. Desfilaba primero la hinchada local frente a la visitante y luego salía la hinchada visitante. En la cancha de GyE directamente compartíamos la misma tribuna. Hoy, que soy un hombre viejo, recuerdo muchas cosas pero no puedo recordar el olor del gas lacrimógeno, simplememte porque no lo conozco. Jamás presencié un hecho de violencia. Saludos
    3
  6. Que tipo inocente, como se nota que conoce CERO de la sociedad Argentina...
    2
  7. Flojisimo...al final no dice nada que no sepamos en la nota....
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve