Deportes

Piñas entre el cuerpo técnico de Lanús y la CD de Estudiantes

Tras un partido caliente, parte del cuerpo técnico de Lanús y varios jugadores se cruzaron con dirigentes de Estudiantes.

El duelo entre Lanús y Estudiantes había tenido un trámite más que caliente. Guillermo Barros Schelotto, DT del Granate y reconocido hincha de Gimnasia y Esgrima, le había puesto algo de picante en la previa al declarar que el Pincha juega "al límite del reglamento". Pero al finalizar el encuentro, Gustavo Barros Schelotto se tomó a golpes de puños con encargados de la seguridad de Estudiantes.

Todo se desmadró tras finalizar el partido cuando Gustavo, y otros miembos del cuerpo técnico granate junto a varios jugadores se trenzaron a golpes con los encargados de seguridad del Pincha.

Luego de un partido que se jugó con las pulsaciones a mil, hubo mucha pierna fuerte y expulsiones, la tensión se trasladó a los túneles del Estadio Único de La Plata.



Según informó El Día, los entrenadores del Granate (Guillermo y Gustavo), Agustín Marchesín y Paolo Goltz intercambiaron insultos, empujones y algunos golpes con Gerónimo Rulli, Jonathan Schunke, Israel Damonte y Leandro Desábato.

El incidente fue rápidamente interrumpido por la policía que separó a las dos partes pero no quedó ahí ya que los protagonistas todavía tenían cosas para decirse.

Mientras Desábato comentó que "somos grandes estas cosas no pueden pasar", Guillermo Barros Schelotto sacó a relucir un hecho que podría explicar el enojó del Granate: "Qué vamos a hablar de incidentes si hace seis meses mataron a un hincha de Lanús y no pasó nada".

El DT hizo referencia al asesinato de Javier Jerez durante un encontronazo de los hinchas con la policía durante el Torneo Final 2013 y fue el hecho de violencia que terminó de decidir al Comité de Seguridad para prohibir al público visitante de las canchas.

Jorge Baliño, árbitro del partido, aseguró que no realizará el informe correspondiente por el incidente porque no pudo ver nada: "No vi quiénes estuvieron involucrados, por eso no puedo informar a nadie", declaró el juez al retirarse del estadio.

Este hecho de violencia insólita entre un director técnico y personas ajenas al espectáculo recuerda al episodio que vivió Nelsón Vivas el año pasado mientras dirigía a Quilmes que finalmente le terminó costando el puesto en el club cervecero.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 17:04
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 17:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"