Deportes

Riquelme cuadruplica al tiempo de recuperación

El enganche de Boca lleva 81 días sin jugar cuando su lesión implica sólo 21 días para estar bien. ¿Cuáles son los motivos de su ausencia?

El enganche se lastimó en noviembre y lleva 81 días de recuperación, cuando lo normal para este tipo de caso es de tres semanas. En el primer entrenamiento en que fue exigido sufrió una sobrecarga.

Desde el 24 de noviembre que el enganche no viste la camiseta de Boca, aquella pelota perdida por Riaño con Boca mal parado ante All Boys, obligó a un esfuerzo del volante que terminó con un desgarro y una ausencia de más de dos meses y medio –toda la pretemporada y el primer encuentro del Final-, que podría extenderse.

Luego de ser descartado para el partido ante Newell's en Rosario, Carlos Bianchi no quiere arriesgarlo y se perdería el encuentro con Belgrano, el primero de Boca en La Bombonera en el 2014.

El desgarro que sufrió en el aductor izquierdo ante All Boys en noviembre no terminó de curarse y el enganche sigue trabajando para ponerse a punto. Pero, ¿cuál es la verdadera lesión de Juan Román Riquelme?

Para este tipo de casos se recomienda una rehabilitación de 21 días, el dolor de los primeros momentos impide la contracción pero luego el músculo va cicatrizando. "Me duele hasta cuando bajo del auto, necesito como 60 días de recuperación", dijo el volante "Xeneize" a fines de 2013. 

Riquelme comenzó su preparación para el Torneo Final 2014 solo. Mientras sus compañeros estaban de vacaciones, él trabaja con un kinesiólogo mañana y tarde para volver a su mejor forma física. Estuvo toda la pretemporada con el plantel haciendo trabajos diferencias y recién en las últimas semanas se sumó en algunos ejercicios. Y hasta jugó 60 minutos en un amistoso de la Reserva con Defensores de Belgrano.

Se especuló con su posible regreso en algunos de los Superclásico de verano pero no estuvo. En un entrenamiento se lo exigió para saber cómo estaba. Y se lo exigió de más, lo que generó una "sobrecarga" en el músculo afectado, según explicaron desde el club.

Así, recuperándose de su desgarro en el aductor, sufrió una distensión en el gemelo, algo que fue minimizado por el equipo médico de la institución. Tras esa práctica, hace una más de una semana, Riquelme volvió a una rutina especial y su presencia ante Belgrano parece casi totalmente descartada.

Durante 2013,  sufrió una distensión en su aductor derecho en marzo, un mes después se desgarró el bíceps femoral izquierdo, en junio tuvo un esguince en la rodilla derecha y en agosto una distensión en el gemelo externo de la pierna izquierda.

La pierna izquierda de Riquelme es el principal problema que tiene el enganche, con múltiples lesiones. Este es su último semestre de contrato y su renovación dependerá de cómo se encuentre físicamente, de acuerdo a lo adelantado por el propio jugador y el presidente, Daniel Angelici.
Opiniones (2)
28 de mayo de 2018 | 05:23
3
ERROR
28 de mayo de 2018 | 05:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. volved rápido hijo mio, y cerrale la boca a los habladores..
    2
  2. Será porque es retrasado? y por eso se retrasa su recuperación??
    1