Deportes

Costo de obras de Brasil aumentó en hasta un 478 por ciento

Según un estudio divulgado, el costo de las obras de infraestructura para el Mundial subió de notable manera.

El costo de las obras de infraestructura incluidas en la preparación de Brasil hacia el Mundial de fútbol de 2014 creció en hasta un 478 por ciento en cuatro años, según un estudio divulgado hoy por el portal UOL Esporte.

El aumento más expresivo fue el proyecto de reforma y modernización del aeropuerto Afonso Pena, de Curitiba, cuyo costo se multiplicó 5,79 veces, al saltar de 41,3 millones a 239,1 millones de reales (de 17,34 a 100,42 millones de dólares, al cambio de hoy)

Según el organismo estatal que administra los aeropuertos, Infraero, el aumento de costos se debió a cambios en el proyecto de 2010 destinados a atender al aumento mayor de lo esperado en la demanda, incluso después del Mundial.

Infraero atribuyó a los mismos factores el aumento en el costo de reforma de los aeropuertos de Salvador de Bahía que más que se triplicó, al pasar de 30 millones a 93,53 millones de reales (de 12,6 a 39,28 millones de dólares), y de Campinas, que se elevó en un 69 por ciento.

En enero pasado, el gobierno admitió que el costo de construcción y reforma de los 12 estadios que recibirán partidos del Mundial aumentó un 40 por ciento respecto a las proyecciones de 2010, al saltar de 5.660 millones a 8.010 millones de reales (de 2.377 millones a 3.364 millones de dólares, al cambio de hoy).

Según el informe de enero, el costo total de las obras para Brasil 2014 llega actualmente a 25.580 millones de reales (unos 10.743 millones de dólares), de los cuales más del 85 por ciento será financiado con dinero público.
Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 14:09
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 14:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve