Deportes

Alemania dejó a España contra la cuerdas

El seleccinado español quedó hoy a un paso de ser eliminada en primera ronda de la Davis de tenis al perder los dos primeros encuentros individuales.

España quedó hoy a un paso de ser eliminada por segundo año consecutivo en la primera ronda de la Copa Davis de tenis al perder Feliciano López y Roberto Bautista Agut los dos primeros encuentros individuales en la serie que se disputa en Fráncfort.

El debutante Bautista Agut, 52 del ranking mundial, fue doblegado por 6-2, 6-4 y 6-2 por la primera raqueta germana, Philipp Kohlschreiber, mientras que el veterano López, actual 26 del escalafón, dio más batalla, pero finalmente cayó ante Florian Mayer por 7-6 (8-6), 7-6 (7-4), 1-6, 5-7 y 6-3 en un dramático encuentro de 3:51 horas.

Mañana, todas las ilusiones de la "Armada" española estarán depositadas en el dúo que integran Fernando Verdasco y el novato David Marrero. Los campeones del Masters de 2013 se medirán con el experimentado Tommy Haas y Daniel Brands, un jugador de un saque letal que perdió su punto de dobles en el playoff contra Brasil en 2013.

Kohlschreiber, número 27 del mundo, se impuso en 1:43 horas sin gran esfuerzo a Bautista, que no pudo descifrarle el juego y quedó atrapado en el fondo de la pista rápida de Fráncfort.

"Estaba totalmente relajado. Controlé bien las bolas y me moví bien. Todo funcionó", celebró el primer punto Kohlschreiber, quien certificó así su plena recuperación de un problema de hombro que le impidió disputar la primera ronda del Abierto de Australia.

"Philipp jugó brillante. Y yo no he jugado mi mejor tenis hoy", dijo un decepcionado Bautista. "(Kohlschreiber) Ha sacado muy bien durante todo el partido, restando muy bien. No ha habido forma de restar y me apretaba bastante. He ido bastante de culo (mal) durante todo el partido", confesó el verdugo del argentino Juan Martín del Potro en Melbourne.

Ante unos 2.500 espectadores, entre ellos un medio centenar de bulliciosos españoles, Bautista arrancó bien, atacando hacia la red y defendiendo su saque, que en el 2-1 ganó en blanco. Pero el alemán hizo gala de una derecha potente y variable y rompió el servicio para el 3-2.

Tras sufrir un poco, el alemán, de 30 años, se adueñó del juego y buscó las esquinas, obligando al español a cometer errores y consiguiendo dos oportunidades de break.

El número uno de los locales convirtió la primera bola de set con un revés certero tras un peloteo espectacular para el 6-2.

En el segundo parcial, Bautista se puso 1-0 en ventaja, pero sin poder dominar los nervios, que lo llevaron a cometer muchos errores. El alemán le respondía el servicio y preparaba sus puntos con paciencia y precisión.

"Es difícil jugar tu primera Davis en condiciones tan rápidas", comentó Bautista sobre la pista dura. "No sientes la bola muy bien y necesitas jugar unos puntos largos para coger mas sensaciones, algo que no logré".

Sobre la hora de juego, Kohlschreiber volvió a romper el saque de Bautista para el 4-3 y el júbilo de la afición local. El alemán se adelantó 5-3 con una volea de derecha y a la hora y cuarto se alzaba con la manga con un 6-4, mientras el novato español no conseguía ni una sola bola de break.

En el tercer parcial, Kohlschreiber volvió a poner en apuros a Bautista con un fuerte juego de saque y volea y le rompió el servicio en el segundo intento para el 4-2 que dejó el camino allanado para el final 6-2.

En el segundo single, López, 26 del escalafón, demostró su experiencia en la Davis y dio pelea al octavofinalista de Melbourne, en una batalla que cerca estuvo de dar vuelta al salvar dos puntos de partidos en el cuarto parcial.

El primer set fue parejo, con cada contendiente defendiendo su saque. Pero López se topó con un rival fiero, que lo castigaba cada vez que subía a la red. Con nervios más fuertes, Mayer se puso adelante 4-0 en el tie-break y después quedó atrás por 5-4, pero finalmente definió el parcial por 8-6 y encendió al público local.    

La escena se repitió en la segunda manga. Mayer apenas cometía errores contra el español, que lo aventaja en tres puestos en el ranking de la ATP. La primera bola de break llegó para el español en el 5-5, pero Mayer salvó el punto.

 El duelo volvió a entrar en el tie-break. El germano se adelantó por 4-0 para quedarse en la cuarta bola de set con la manga en 7-4.

El tercer parcial vio a López romper finalmente el servicio del adversario y ponerse en ventaja de 3-1. El toledano siguió atacando a un Mayer que se debilitaba y le quebró nuevamente el servicio para llevarse el set con un ace por 6-1.

Tras una corta visita al vestuario, Mayer recuperó el ritmo en la cuarta manga, pero desaprovechó tres bolas de break contra el español. El alemán regaló una ventaja de 40-15 en el 3-3 y tembló, pero López erró el retorno.

El español no claudicó y remontó dos puntos de partido para conseguir el 5-5 con un ace ante el sonoro aplauso de la diminuta afición española.

El choque se puso al rojo vivo. López rompió el servicio de Mayer, que acusó recibo de una aparatosa caída sufrida poco antes, y se llevó la manga por 7-5.

 En el quinto set, Mayer definió a su favor un largo peloteo. López, impreciso, cometió dos dobles faltas. El alemán consiguió el break tras tres intentos para ponerse por delante en 2-0 y fue aumentando la distancia hasta el 4-1.

El toledano se le volvió a acercar en dos oportunidades y salvó dos bolas de partido, pero Mayer le incrustó dos aces para el triunfo.

"Quería ganar sí o sí. Nunca había ganado un partido de Davis del Grupo Mundial", se felicitó Mayer tras el segundo punto para Alemania. España necesita ahora un milagro para no volver a quedar eliminado en la primera ronda.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 00:35
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 00:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"