Deportes

Gales va por el Tricampeonato en el Seis Naciones

Gales empezará en la primera jornada contra Italia la defensa del título con alguna bajas destacables.

A 19 meses del Mundial de Rugby de 2015, la edición de este año del Seis Naciones será un primer examen en el que Inglaterra, Francia e Irlanda deberán solucionar las dudas de los últimos años y retar a una sólida Gales.

Tras la victoria de 2013 y el Grand Slam de 2012, los Dragones Rojos pueden convertirse en el primer equipo en ganar tres ediciones consecutivas del torneo desde que este se amplió a seis equipos en 2000.

Gales empezará en la primera jornada contra Italia la defensa del título con alguna bajas destacables. El capitán, Sam Warbuton, y Jonathan Davies están lesionados, mientras que Ian Evans está sancionado.

Pero, no conocen la derrota en su Millenium Stadium ante los transalpinos (seis victorias y un empate) y se antoja complicado que los Azzurri, que buscan mantener el nivel del año pasado (con victorias sobre Francia e Irlanda), puedan dar la sorpresa.

Los jugadores galeses se verán presionados por la guerra que mantienen los clubes y la federación por el éxodo de sus mejores jugadores a liga extranjeras.

Los exiliados Roberts, Phillips, North, Halfpenny y Evans deberán probar que son piezas claves en el equipo nacional, sobre todo, en los peligrosos desplazamientos a Dublín (2ª jornada) y Londres (4ª ronda).

Las otras cinco selecciones comenzaron un cambio generacional tras el Mundial de 2011 y, tras dos años de rodaje, los resultados deben empezar a llegar.

"El aprendizaje terminó. Tenemos que conseguir resultados", aseguró el seleccionador de Francia Philippe Saint André.

Para los Blus, el torneo de 2014 debería servir para resarcirse de un 2013 calamitoso, saldado con ocho derrotas, dos victorias y un empate. 

El primer "Crunch" contra Inglaterra en la primera jornada en París podría marcar el resto del año. 

Además el XV del Gallo deberá sobreponerse a la baja de su capitán, Thierry Dusautoir, y su apertura titular en los últimos cinco partidos, Remi Tales.

Pero podrán apelar al pasado para sacar fuerzas, ya que la historia reciente demuestra que el tercer año de un entrenador francés en el cargo, en este caso Saint André, es sinónimo de victoria, como ya ocurrió en 2006 y en los Grand Slam de 2010 y 2002.

También tienen cierta ventaja en el factor campo ya que recibirán en París a ingleses, irlandeses e italianos.

Inglaterra también tiene que hacer frente a una plaga de lesiones de gente importante (Corbosiero, Parling, Tuilagi, Foden, Yarde y Wade).

Pero, el XV de la Rosa tiene muchos recursos, sobre todo en la línea de backs con gente como Jack Nowell (20 años), Luther Burrell (26), Jonny May (23) y Goerge Ford (20), que le ganó la partida de Toby Flood como suplente de Owen Farrel.

El partido de París, antes de tres encuentros seguidos en Twicknham y un último desplazamiento a Italia, parece tan decisivo para los ingleses como para los franceses.

Irlanda también tiene grandes aspiraciones. Quieren ofrecerle el título como despedida a una leyenda viva como es Brian ODriscoll, máximo anotador de la competición (25 tries), que ya anunció su retirada al final de esta temporada.

Con la baja del tercera línea Sean OBrien, buscarán la inspiración en su derrota (24-22) in extremis ante los poderosos All Blacks en noviembre, cuando los campeones del Mundo anotaron una patada con el tiempo cumplido.

Su primer partido contra la imprevisible Escocia será como un salto al vacío para el entrenador Joe Schmidt, que se enfrenta a su primer Seis Naciones. 

"Estoy un poco nervioso ya que no sé qué me espera", aseguró el técnico neocelandés. "No tengo la sensación de que sea un partido más, si no todo un acontecimiento", concluyó el técnico debutante en el mayor torneo de rugby del hemisferio norte.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 23:52
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 23:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"