Deportes

San Lorenzo se lo dio vuelta a River en Salta

El Cuervo, con mayoría de titulares, venció 3 a 1 al Millonario, con mayoría de suplentes, en el amistoso que fue suspendido ayer.

San Lorenzo prosigue su racha positiva en el verano y derrotó esta noche en Salta a los juveniles de River Plate por 3-1, en uno de los encuentros de preparación, previo a la reanudación de la competencia oficial con el arranque del torneo Final.

En el estadio Padre Martearena de la capital salteña, el conjunto `azulgrana`, ahora a las órdenes del DT Edgardo Bauza, dio una muestra de contundencia y terminó resolviendo el pleito a su favor.

El equipo `millonario`, que se alistó con mayoría de suplentes y juveniles, golpeó de entrada y a los 35 segundos se situó arriba en el marcador, con una certera aparición de su goleador, Fernando Cavenaghi, quien aprovechó una cesión de Daniel Villalva y metió un remate ajustado, para decretar la apertura.

A pesar de dejar a sus valores principales trabajando en el predio de Ezeiza (inclusive hoy se sumó a las tareas el lateral izquierdo Bruno Urribarri, el segundo refuerzo), el conjunto de Ramón Díaz insinuó una mejor prestación en ese arranque.

Pero el `Ciclón`, que en la preparación ya superó a Acassuso (3-0), a San Martín de San Juan (1-0) y Santamarina de Tandil (2-0), estableció el equilibrio en el tanteador, a los 31m. de ese período inicial, con una falta en el área de Augusto Solari sobre Ignacio Piatti.

Entonces, el mediocampista central, Néstor Ortigoza, en una de sus especialidades, concretó el 1-1 provisorio, con un remate fuerte.

En el segundo tiempo, apenas comenzado, un centro de Julio Buffarini halló la cabeza de Piatti y San Lorenzo, cuando todavía no había hecho los méritos suficientes, se situó en ventaja.

River asimiló el golpe y cargó hacia el área rival en procura del empate: tuvo sus chances, un remate de Cristian Ledesma fue salvado por el arquero Sebastián Torrico y un cabezazo de Ramiro Funes Mori salió desviado.

Pero San Lorenzo, que apostó al contraataque, definió la historia con una genialidad del pibe Angel Correa, quien amontonó defensores y casi desde el borde del área metió un zapatazo que dejó sin asunto al guardavallas Leandro Chichizola, para poner el 3-1.

Mientras el conjunto de Boedo se alista para arrancar su actuación en el torneo Final y la Copa Libertadores los triunfos del verano le dan una entonación que permitirá ir amalgamando piezas y tratar de hallar el funcionamiento ideal, post partida del anterior DT, Juan Antonio Pizzi.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 05:32
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 05:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"