Deportes

Cientos de personas despiden a Sulaimán

Con una misa en la Basílica de Guadalupe, una multitud dio en la Ciudad de México un emotivo "hasta luego" al presidente del CMB.

Con una misa en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe y la canción "A mi manera", interpretada por un grupo de mariachis, familiares, amigos, dirigentes deportivos, campeones y ex pugilistas dieron hoy en la Ciudad de México un emotivo "hasta luego" al presidente del CMB José Sulaimán.

Frente al altar tapizado de flores y la imagen de la patrona de México ocupó un lugar especial el recipiente dorado que contiene las cenizas de Sulaimán, un cinturón emblemático del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y una foto del hombre que a lo largo de cuatro décadas encabezó el boxeo profesional.

A la celebración religiosa en recuerdo de Sulaimán, que murió el jueves en una hospital de la ciudad estadounidense de Los Angeles a los 82 años, asistieron además cientos de personas de todas la edades.

Durante la homilía, un sacerdote amigo de la familia Sulaimán hizo referencia a su "bondadoso corazón y la ayuda desinteresada que brindó a decenas de boxeadores en México y varias partes del mundo".

La familia del considerado "padre de los boxeadores" agradeció las muestras de afecto.

"Esto nos ratifica lo que hizo mi papá en su vida, que todo lo que quiso se hizo realidad. Fue un mexicano enamorado de su patria", dijo Mauricio Sulaimán, quien además se desempeña como secretario Ejecutivo del CMB.

Sulaimán dedicó más de 38 años a la protección de púgiles y a "humanizar" el deporte de los puñetazos. Además, libró una de las batallas más duras en la historia del CMB al rescatarlo de la bancarrota después de perder un juicio millonario en Estados Unidos ante el púgil alemán Graciano Rocchigiani en 2003.

Una corte de Nueva York concedió a Rocchigiani 31 millones de dólares al afirmar que el CMB lo había despojado de su título mundial de peso semipesado en 1998. Al final, el Consejo regresó a la actividad después de alcanzar un acuerdo verbal por una cifra no revelada.

De ascendencia libanesa, Sulaimán implantó varias reglas y procedimientos en la protección y la seguridad del boxeador dentro y fuera del cuadrilátero.

Durante la homilía, y entre los acordes del órgano de la Basílica de Guadalupe, el grupo de mariachis, impecablemente vestido de negro, interpretó algunos temas religiosos con música de violines, guitarras, guitarrones y trompetas.

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 08:35
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 08:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"