Deportes

Con Messi, Barcelona sólo pudo igualar ante el débil Levante

El equipo del Tata Martino no tuvo un buen partido e igualó 1 a 1 de visitante con Leo en cancha desde el arranque.

El Barcelona apenas empató hoy 1-1 contra el Levante y le dejó el camino libre al Atlético de Madrid para convertirse en único líder de la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por el argentino Gerardo Martino jamás pudo doblegar el buen planteo defensivo de su rival y sumó así su segundo empate consecutivo en el campeonato.

Por el momento, el Barcelona es único líder de la liga, pero el trono podrá ser arrebatado por el Atlético, si le gana más tarde al Sevilla.

Mientras, el equipo azulgrana permitió que el Real Madrid le recortara cuatro puntos en dos semanas y se quedara apenas una unidad por debajo en la tabla.

El equipo de Martino tuvo a un Lionel Messi bastante desconectado y no aplicó la velocidad necesaria como para romper una defensa escalonada de diez hombres.

El Levante, por su lado, mostró una actitud totalmente opuesta a la de la goleada recibida por 7-0 ante el mismo rival en el inicio de campeonato y se llevó un punto con sabor a victoria.

Los de Joaquín Caparrós cosecharon su segundo encuentro al hilo sin derrotas y dieron un golpe sobre la mesa de cara al choque de cuartos de final de la Copa del rey entre ambos equipos, que arrancará el miércoles.

Lucas Vyntra abrió la cuenta para los locales, de cabeza (10 minutos) y Gerard Piqué decretó el empate definitivo de la misma manera (19').

Los primeros minutos fueron suficientes para percibir el desarrollo del juego: Caparrós ordenó a la línea de mediocampistas apenas por delante de su propia área y desnudó los inmensos problemas del Barcelona de Martino para poder cambiar de ritmo.

Messi se vio durante la primera parte escondido entre los mediocampistas y los centrales locales y el Barcelona se vio obligado a atacar mediante pases largos a la velocidad de Pedro y Alexis Sánchez.

El panorama del conjunto catalán pareció complicarse aún más con el gol de Vyntra, producto de un tiro de esquina desde la izquierda.

Sin embargo, la respuesta visitante llegó por la vía menos imaginada en un partido tan físico: una jugada de pelota parada.

Un tiro de esquina de Xavi le permitió a Piqué adelantarse a su marcador y anotar con un cabezazo cruzado.

Llegado el descanso, el Barcelona vio cómo se le pasó una primera mitad de encuentro en la que tuvo dominio absoluto de la pelota pero no se sintió merecedor de una ventaja en el resultado.

Ya en la segunda mitad, tanto los extremos como los laterales del Barcelona perdieron el miedo y se introdujeron con mayor asiduidad en el área local.

Así y todo, el que se mostró errático era nada menos que Messi, quien desperdició un mano a mano con el costarricense Keylor Navas, después de un mágico pase de taco de Fábregas y luego falló dos ocasiones más con disparos desde el corazón del área.

Sobre el final el Barcelona comenzó a apagarse y los ingresos de jugadores como Cristian Tello o Sergi Roberto no alcanzaron como para generar desequilibrio.

Opiniones (0)
23 de junio de 2018 | 15:04
1
ERROR
23 de junio de 2018 | 15:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"