Deportes

Tras la derrota, el Rojo entrenó a puertas cerradas

El plantel de Independiente volvió a la práctica luego del 3 a 0 sufrido ante la Academia en Mar del Plata.

El plantel de Independiente volvió hoy a los entrenamientos tras la goleada 3 a 0 que le propinó su clásico rival, Racing, y lo hizo como es costumbre durante la pretemporada en Mar del Plata en el predio del Banco Provincia, aunque esta vez a puertas cerradas y sin atención a la prensa. 

Además de la derrota, el encuentro disputado en el estadio José María Minella le dejó dos problemas más al entrenador Omar de Felippe: el volante Federico Mancuello y el delantero Facundo Parra terminaron con molestias musculares.

El delantero ex Chacarita sufre una molestia en el aductor de la pierna izquierda, en tanto que el volante surgido de las divisiones inferiores tiene molestia en el posterior de la pierna izquierda.

Por su parte, el experimentado defensor paraguayo Claudio Morel Rodríguez, quien fue expulsado a los cinco minutos de la primera etapa tras una fortísima entrada al volante de Racing Diego Villar, no hizó ejercicios regenerativos como el resto de los titulares, ya que jugó poco, y por eso intensificó los trabajos
físicos junto al resto del plantel.

Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 14:04
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 14:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"