Deportes

Real Madrid ganó y se acercó a los líderes de la Liga

El Merengue derrotó 1 a 0 a Espanyol y quedó a tres puntos del Atlético Madrid y Barcelona. El gol fue de Pepe.

El Real Madrid batió hoy por 1-0 al Espanyol sin demasiado brillo y consiguió recortar las distancias respecto al Barcelona y Atlético de Madrid, líderes de una Liga española de fútbol al rojo vivo.

El equipo blanco sacó provecho del empate del sábado sin goles entre los dos punteros y se acercó a tres puntos de la cima de la Liga.

Un cabezazo de Pepe en la segunda parte sirvió para que el conjunto conducido por Carlo Ancelotti volviera a ganar como visitante y cumpliera su gran objetivo de la jornada.

A pesar del resultado, el Real Madrid se mostró todavía muy lejos del nivel reflejado en los últimos compromisos del 2013. Por momentos se vio a un equipo demasiado estático y con una evidente falta de resolución en los últimos 20 metros.

Los de la capital española ganaron cinco de sus últimos seis encuentros y, aún sin poder recuperar la intensidad y el juego buscados, lograron acercarse a lo más alto de la tabla.

El Espanyol, conducido por el mexicano Javie Aguirre, cosechó su tercera derrota en los últimos cinco encuentros de liga y terminará la jornada con seis puntos más que la zona de descenso.

El Real Madrid afrontó el duelo con la base de su equipo de lujo: Xabi Alonso y Luka Modric manejaron los hilos en el centro del campo, Gareth Bale y Ángel Di María se encargaron de la sorpresa desde las bandas y Cristiano Ronaldo y Karim Benzema ocuparon la delantera.

   El artillero portugués, candidato mañana al Balón de Oro 2013, se mostró lejos de su mejor nivel y erró varias ocasiones claras que habrían podido ahorrar algo de angustia a los de Ancelotti en los minutos finales.

Mientras los mediocampistas del Espanyol se encargaban de neutralizar la salida de Modric, el Real Madrid intentó desequilibrar con la presión constante de Bale y Di María.

Cristian Stuani desperdiciaba en solitario chances para el equipo local, mientras que Cristiano y Benzema se turnaban para convertir a Kiko Casilla en la figura de los dueños de casa.

El primer tiempo se esfumó sin goles y con un Real Madrid más firme pero sin un juego definido. Y como sucediera en partidos anteriores, el equipo blanco encontró el camino a la victoria mediante una jugada de balón parado.

Un tiro libre de Modric desde la derecha encontró en el segundo palo a Pepe, que cabeceó en absoluta soledad a contrapié de Casilla y marcó el único tanto del encuentro.

Una vez en desventaja, el Espanyol se quedó sin herramientas para encontrar el empate, por lo que el Real Madrid se ocupó de bajar el ritmo del juego y dedicarse a cuidar la ventaja.

El Real Madrid no brilló, pero finalizó la primera rueda de la liga española como mejor pudo: se aprovechó del empate de los líderes y ahora está a sólo un triunfo de la cima.

Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 14:13
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 14:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"