Deportes

Del Potro ya piensa en su rival del primer Grand Slam

Mientras aguarda definir el torneo de Sydney, el tandilense depende de la ronda clasificatoria para conocer rival en Australia.

El tandilense Juan Martín Del Potro, número cinco del ranking mundial, deberá esperar que se termine la ronda clasificatoria del Abierto de Australia para conocer a su rival en la primera ronda del primer Grand Slam del año, que comenzará el domingo.

Sin embargo, ya sabe que en su camino podría estar -en cuartos de final- el español Rafael Nadal, quien tendrá muy complicado el tránsito en su regreso al Abierto de Australia.

Por su parte, Juan Mónaco (42) tendrá un duro inicio de torneo ya que jugará ante el letón Ernests Gulbis, ubicado en el puesto 23 del ranking ATP.

En tanto, Carlos Berlocq (41) se medirá ante el francés Edouard Roger-Vaseline (40), Horacio Zeballos lo hará ante el polaco Michal Przysiezny (63) y Leonardo Mayer frente al español Albert Montañés (59).

Además, Federico Delbonis (54) deberá, al igual que Del Potro, aguardar para conocer por su rival dado que también surgirá de la qualy.

Después del sorteo celebrado este viernes, Nadal, que ganó el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada tenística, en 2009 y fue finalista en 2012, no estuvo presente el pasado año por una lesión.

El cuadro que le ha deparado el sorteo no podría ser más complicado para el español, sobre todo, en comparación con el del otro gran favorito, el serbio Novak Djokovic, que tiene un camino mucho más sencillo, por lo menos hasta los cuartos de final.

Para empezar, Nadal tendrá que enfrentarse en primera ronda al joven australiano Bernard Tomic, de 21 años.

Pese a no haber cumplido aún con lo que se esperaba de él, Tomic es uno de los tenistas más talentosos de la nueva generación y llegará a Melbourne con mucha confianza después de haberse clasificado este viernes para la final del torneo de Sídney, en la que se enfrentará al tandilense Juan Martín del Potro.

Nadal, no obstante, sigue siendo favorito, sobre todo a cinco sets, y el hecho de que Tomic dispute una final justo antes de enfrentarse al español también puede volverse en su contra porque habrá acumulado más cansancio.

Si Nadal cumple y se clasifica para segunda ronda, el rival debería ser menos duro, antes de enfrentarse seguramente en la etapa siguiente al francés Gaël Monfils, cabeza de serie número 25 y que poco a poco vuelve a su nivel (fue 7º de la ATP a finales de 2011) después de las lesiones.

En octavos, el mallorquín debería encontrarse a otro magnífico luchador y otro de los jóvenes que está llamado a tomar el relevo de las estrellas actuales: el japonés Kei Nishikori, actual número 17 del mundo.

En la ronda siguiente, si se cumplen los pronósticos, Nadal se jugaría el billete para las semifinales ante el argentino Juan Martín del Potro (N.5), que en su primer torneo de la temporada, en Sídney, se ha clasificado para la final.

Del Potro es por ahora la principal amenaza para acabar con el dominio del llamado Big-Four, el grupo formado por Nadal, Djokovic, el suizo Roger Federer y el británico Andy Murray, que han ganado 31 de los últimos 32 torneos del Grand Slam.

El otro lo ganó, precisamente, Del Potro. Fue en 2009, en el US Open, ante Federer.

En semifinales, Nadal podría tener como rival a Murray, finalista el pasado año, pero que acaba de regresar a las pistas tras varios meses de lesión, o a Federer, vencedor de la prueba en cuatro ocasiones.

Este camino lleno de minas para Nadal contrasta con la vía despejada que parece tener Djokovic, que buscará su quinto triunfo en Australia y el cuarto consecutivo.

Djokovic no debería cruzarse con ningún rival de renombre hasta octavos, donde se las vería probablemente con el suizo Stanislas Wawrinka (N.8), en lo que podría ser la repetición de los octavos de hace un año, cuando el serbio derrotó a duras penas a su rival (12-10 en el quinto set).

De superar esa prueba, a Djokovic sólo le separaría de la gran final una semifinal ante el español David Ferrer (N.3) o el checo Tomas Berdych (7º).

En el cuadro femenino, la única tenista argentina será Paula Ormaechea (62), quien se medirá en su debut ante la italiana Karin Knapp (42).

De superar este duelo podría medirse en la siguiente instancia ante la rusa María Sharapova (3), quien jugará su primer encuentro ante la estadounidense Bethanie Mattek-Sands (48).

En tanto, la número uno mundial Serena Williams no tiene en principio ningún problema hasta semifinales, donde jugaría probablemente contra la china Li Na (N.4) o la checa Petra Kvitova (N.6).

La estadounidense, no obstante, no ha olvidado que ha cosechado dos derrotas inesperadas en sus dos últimas participaciones: ante su compatriota Sloane Stephens en los cuartos de 2013 y en octavos de 2012 ante la rusa Ekaterina Makarova.

La bielorrusa Victoria Azarenka, ganadora en Australia en las dos últimas ediciones, debería superar a la polaca Agnieszka Radwanska (N.5) en cuartos.

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 12:51
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 12:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"