Piqueteros reclaman una fuerte presencia en las listas K

Los líderes de las agrupaciones sociales reclamaron para sí cuatro lugares en la lista a Diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, seis espacios en las sábanas de diputados y senadores bonaerenses, 60 lugares en listas de concejales y 20 consejeros escolares. La CGT también exige presencias sindicales en la boleta del oficialismo.

El Gobierno se debate por estas horas en la búsqueda de satisfacer a todos sus aliados, en el tramo final del cierre de listas para las elecciones de octubre, luego de la presión ejercida por las agrupaciones piqueteros, quienes pretenden lugares como respuesta al apoyo que brindaron en estos cuatro años a la gestión oficial.

El planteo le llegó directamente al jefe de Gabinete, Alberto Fernández, en una reunión que mantuvo hace diez días con los dirigentes Luis D´Elía, Jorge Ceballos, Humberto Tumini y Emilio Pérsico, quienes le entregaron al hombre del círculo de las decisiones presidenciales, un petitorio muy concreto.

Según revelaron fuentes gubernamentales a la agencia Noticias Argentinas, heridos aún por la limitación que les llegó desde la Casa Rosada para presentarse como candidatos a intendentes en algunos distritos del conurbano bonaerense, los piqueteros fueron con un pedido puntual.

Los líderes de las agrupaciones sociales reclamaron para sí cuatro lugares en la lista a Diputados nacionales por la  provincia de Buenos Aires, seis espacios en las sábanas de diputados y senadores bonaerenses, 60 lugares en listas de concejales y 20 consejeros escolares.

Desde el Gobierno, según la misma fuente consultada, se le entregó una promesa parcial de cumplir con parte de sus pedidos y en ese encuentro Fernández habría reconocido la "vital importancia" que tuvieron estos grupos en estos años de gobierno.

Durante esta semana, los diseñadores del armado de las listas a nivel nacional y distrital tendrán que diseñar una verdadera ingeniería para conformar a todos los sectores que se aglutinaron bajo el paraguas del Frente para la Victoria.

Sin embargo, en la última semana, Fernández recibió de dirigentes justicialistas de peso de la provincia de Buenos Aires los listados "ya cerrados" de los candidatos sin presencia de dirigentes piqueteros y ni siquiera aliados del radicalismo K.

Esta falta de convivencia manifiesta entre la ortodoxia partidaria y las organizaciones sociales -que también se establece a nivel municipios- abrió un "llamado de alerta" en el gobierno nacional.

A este complicado escenario de satisfacer vanidades políticas se suma el pedido que también hizo público esta semana la CGT a través de su secretario general, Hugo Moyano, quien pidió se sostenga le número histórico de presencias sindicales en la lista del oficialismo.

Bien se sabe que la convivencia entre CGT y piqueteros no es de la mejor, más aún cuando desde grupos piqueteros como el conduce D´Elía se apoya a la CTA en su reclamo de personería gremial, un apoyo que ubica a estos grupos en la vereda opuesta de la central obrera.

Una foto que preocupó en las últimas horas al presidente Néstor Kirchner y su entorno fue la presencia de los cuatro referentes piqueteros en una marcha de la CTA al ministerio de Trabajo junto a Víctor De Genaro.

En este marco, muchos dirigentes opositores de pedigrí peronistas están atentos, como ambulancias de emergencias, para recoger los heridos que puedan quedar en el camino luego de esta batalla por espacios, especialmente lo que tengan origen justicialista.

"Siempre habrá algún disconforme, pero eso no nos preocupa, si se quieren pasar a la vereda opuesta ellos sabrán. De todas formas, en el balance los que puedan contarlos levantaran las migajas, el grueso estará con nosotros", confió a NA la fuente cercana al gobierno nacional.
Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 18:05
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 18:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"