Deportes

Cantero: "Todos saben que soy un muerto político"

El presidente de Independiente habló tras la escandalosa asamblea que aprobó un balance con casi 400 millones en deudas.

Luego de la escandalosa Asamblea de Socios que aprobó ayer un balance con casi 400 millones de pesos en deudas, Javier Cantero habló de la tensa situación que se vive en Independiente. 

"Tengo que buscar plata por donde se pueda para pagar las deudas" expresó el presidente del Rojo, que no puedo terminar la asamblea en junio.

"Estuvimos un año sin recibir dinero de AFA . Devolvimos mediante un sistema de pagos. Independiente bajó la deuda con AFA. Esto nos cuesta mucho. Siempre dije que tenía un club predecible en materia económica", completó el dirigente al programa partidario Mas Rojo.

Independiente bajó la deuda con AFA. Esto nos cuesta mucho. Siempre dije que tenía un club predecible en materia económica

Cantero, cuyo mandato vence en diciembre de 2014, explicó el clima caliente que se vivió en el gimnasio Radrizzani del segundo piso. "Lamento que no se haya podido discutir bien el balance. Vamos a tratar de hacer un informe para explicar. El socio tiene que entender y escuchar, pero de ninguna manera ejercer actos de violencia", reclamó.

"Había gente que nos insultaba y no mandamos a nadie a pegarles como se hacía antes", se justificó el directivo.

Todos saben que soy un muerto político. El descenso nos marcó. Les pido que nos dejen gobernar

Por último, Cantero, que anunció que seguirá en su cargo hasta el próximo año, expresó su sensación: "Todos saben que soy un muerto político. El descenso nos marcó. Les pido que nos dejen gobernar, porque tenemos que cumplir con el estatuto", concluyó..

Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 08:38
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 08:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve