¡Granola con semillas, avena y frutos secos en 5 pasos!

Los beneficios de consumir granola son innumerables y además ¡es muy rica! Hacé click y mirá el paso a paso con fotos para que te salga perfecta.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Además de ese crocante irresistible que aporta a nuestro desayuno, la granola nos ayuda a estar más saludables. ¿Querés saber por qué?

Sus beneficios son variados, no aporta colesterol al organismo y sus azúcares son totalmente naturales, también, es una fuente de ácidos grasos omega 3, que aportan beneficios en la prevención del cáncer y enfermedades cardiovasculares.

La podés hacer con lo que más te guste y al final de la nota te doy todos los tips para que te salga como en la foto, ajustáte el delantal y... ¡A cocinar se ha dicho!

-250 gr de avena arrollada gruesa-50 g de almendras-50 g de nueces-50 g de avellanas-50 g de pasas de uva-50 g de castañas de cajú-1/2 pocillo de semillas de sésamo tostadas-2 cucharadas de semillas de lino-1 pocillo de aceite-2 pocillos de azúcar negra -25 g de germen de trigo-1 pocillo de miel

 



Preparación

1-En primer lugar, se pican las frutas secas (ni muy muy, ni tan tan...para que se sienta su textura).

2-Luego, se mezclan en un recipiente la avena, germen, frutas secas, azúcar y semillas.

3-Se añaden el aceite y la miel. Si la miel está un poco dura, se calienta en el microondas unos segundos hasta que se vuelva líquida.

4-Se mezcla todo con una cuchara hasta que se forme un granulado.

 5-Se coloca la preparación en una placa para horno y se lleva durante aproximadamente 10 minutos (chequeando que no se queme y revolviendo un poco, de ser necesario) a horno medio (180º si tenés eléctrico) hasta que tome un tono dorado suave.

¡Ahora sí! La granola está lista, se deja enfriar y se guarda en frascos cerrados (o en tuppers, lo que tengas a mano...) y se conserva en un lugar fresco y seco.

La podés servir acompañada con lo que más te guste: Leche, yogur, frutas o un rico helado. Y lo mejor de todo, es que lo podés comer sin culpas ¡porque te hace muy bien!

 

Tips

-Podés preparar la granola "a medida", los ingredientes básicos que no tenés que modificar son las cantidades de avena, azúcar, aceite y miel. Al resto de los ingredientes los podés reemplazar a piacere.

-¿Qué otras ingredientes se le pueden añadir a una granola? Chips de chocolate (si querés conquistar a los más peques), frutas disecadas de todo tipo, hierbas secas, otras semillas, cereales, arroz inflado, especias y coco rallado, entre otros.

-Para que la granola no se pegue a la placa al ir al horno, te recomiendo que cubras la base de la fuente con papel manteca.

-Es importante que cuides que tu granola resulte tostada y no "calcinada", porque si las frutas secas se tuestan de más pueden resultar amargas.

 

-Si no conseguís azúcar negra... ¡No temas!, reemplazála por azúcar rubia o azúcar común.