Deportes

El tremendo drama familiar de Regueiro

El mediocampista de Racing, luego de la muerte de su hermana, decidió rescindir de su contrato en el club para regresar a Uruguay.

El mediocampista Mario Regueiro vivió los meses más difíciles de su vida y este martes rescindió el contrato con Racing, para regresar a Uruguay y estar cerca de su familia, luego del suicidio de su hermana.

"Perdí a mi hermana, que tenía 43 años, y caí en una depresión profunda. El corazón me dice que esté en Uruguay", expresó Regueiro, quien habló por primera vez desde que ocurrió el drama, hace poco más de tres meses.

"Racing me fue a buscar para rendir y no pude. La gente que me conoce me decía que parecía un fantasma en la cancha, que era una copia del Mario que conocían, pero yo no decía nada. Me guardaba la angustia e iba media hora por día a una capilla a llorar", admitió. 

En declaraciones a Fox Sports Radio por Radio Del Plata, el mediocampista ofensivo de 35 años explicó cómo fueron los peores días de su vida. 

Si bien hace algunas semanas regresó a entrenar, Regueiro no pudo recuperar el nivel futbolístico con el que había desembarcado en la "Academia", donde apenas jugó dos partidos y otros seis estuvo en el banco de suplentes".

"Volver a jugar sería un lindo homenaje para mi hermana", dijo Regueiro, que aclaró que "por suerte" no se le cruzó por la cabeza "ninguna locura". 

"Cuando iba en auto al entrenamiento me daba miedo, me temblaban las manos... No era normal. En la cancha me quería esconder... La situación de mi hermana me estaba enfermando", indicó.

Y agregó: "Ya llevo meses con el tratamiento con el psiquiatra, he recuperado las ganas de querer estar en mi trabajo, de ir de a poco. Me debo una revancha. Ahora recuperé la alegría. Volví a salir a pasear con mis hijos. Tengo que salir adelante por mi familia, más allá de que uno se pregunte por qué uno está así y
por qué no le podía contestar a mis hijos por qué no jugaba o no concentraba". 
"Nunca estuve enojado con Dios", remarcó.

Por último, contó el apoyo que encontró en sus compañeros en Racing y también de la dirigencia, quienes "se portaron muy bien" durante estos meses.

"Se portaron muy bien. Siempre estuvieron pendientes de lo que necesitaba, de que me recupere para la vida, sin importar el fútbol. Me voy contento de haber compartido un vestuario que me respetó. No me quedan palabras de agradecimiento. Lo único que les voy a pedir es poder entrenar las próximas dos semanas, para no perder ritmo. Después veré qué hago con mi carrera", finalizó.

Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 13:39
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 13:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve