Deportes

Argentina quiere cambiar su imagen ante Bosnia

El conjunto dirigido por Alejandro Sabella arribó a Saint Louis donde intentará cambiar su performance en un nuevo amistoso.

Después de la pobre imagen que mostró anoche ante Ecuador en el empate sin goles en Nueva Jersey, el seleccionado argentino de fútbol arribó hoy a Saint Louis con el objetivo de mostrar un mejor rendimiento el lunes ante Bosnia en el último partido de la gira por Estados Unidos y del año.

El entrenador Alejandro Sabella sabe que el tiempo de las pruebas se agota, que el Mundial 2014 está a la vuelta de la esquina y por tal motivo buscará sacarle el máximo provecho al duelo ante los europeos, encabezados por el goleador Edin Dzeko, para terminar de pulir la lista definitiva de los 23 que representarán a Argentina en la cita ecuménica.

Anoche, pese a la ausencia por lesión del capitán, crack y mejor jugador del mundo, Lionel Messi, el técnico intentó mantener al equipo con su sistema táctico preferido, el 4-3-3, pero quedó claro que es muy distinto cuando juega el astro del Barcelona y cuando no, por lo que ante el predominio de Ecuador decidió modificar a un 4-4-2.

No fue la única prueba que realizó Sabella pues también decidió utilizar a algunos nombres distintos, que prácticamente no tuvieron mucho lugar, o en algunos casos ninguno, sobre todo en los puestos que generan mayor preocupación, es decir, la defensa y el primer suplente del ataque.

Es que está claro que en condiciones físicas normales, Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero son los titulares del entrenador en la delantera, y también que en el medio Javier Mascherano, Angel Di María y Fernando Gago, son intocables, lo mismo que Ever Banega como la primera opción, tal como sucedió anoche, por la baja del volante de Boca Juniors.

Sin embargo, la defensa, pese a que sus nombres "oficiales" ya salen de memoria, Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay y Marcos Rojo, no ofrece una total garantía y queda claro que el entrenador no está del todo satisfecho.

Ante Ecuador utilizó a los dos zagueros titulares con dos laterales "debutantes" en su ciclo como Facundo Roncaglia y Lucas Orban, que no tuvieron una actuación como para asegurarse el pasaje a Brasil.

Por eso, es posible que ante Bosnia, el lunes, haya nuevas pruebas en ese sector.

Y después en el ataque, cuando se arrancó con tres delanteros, Ezequiel Lavezzi y Ricardo Alvarez no generaron el peligro que se necesita para una selección acostumbrada a los movimientos vertiginosos de Messi, Higuaín y Agüero cuando juegan juntos.

Tampoco Rodrigo Palacio, quien si bien mostró algunos chispazos más, tuvo una actuación para recordar.

De hecho, las principales opciones de gol no las generaron los delanteros sino los pies de Di María con cinco remates, de corta y media distancia, y una disparo sobre el final del ingresado Maximiliano Rodríguez que encontró el arquero rival.
La más clara de los de arriba no fue una definición sino un penal a Higuaín no cobrado por el árbitro canadiense Silviu Petrescu.

La otra cuestión importante y que es tema de discusión entre los aficionados argentinos es el arquero, pues el preferido de Sabella es Sergio Romero, quien es suplente en su club Mónaco y no tiene actividad.

Sin embargo, pese a que tuvo un comienzo impreciso con los pies, después levantó cortando bien algunos centros, aunque tampoco fue muy exigido.

Argentina, en definitiva, mostró dos caras: una en el primer tiempo con el 4-3-3 y la rotación al 4-4-2 que no trajo en principio buenos dividendos y otra en la segunda etapa, después de la charla técnica, donde se ajustaron detalles sobre todo en la marca y pudo tener más la pelota y generar algo de peligro en la defensa de un correcto Ecuador.

Ahora, en Saint Louis, el entrenador "albiceleste" tendrá en la noche argentina de hoy (21.30, 18.30 local) una nueva oportunidad de trabajar con sus jugadores, en lo que será la tercera práctica oficial después de las Eliminatorias
Sudamericanas, y comenzará a decidir qué equipo presentar ante Bosnia, que tiene un goleador temible como Dzeko, del Manchester City.

Será un partido seguramente con un nuevo "mix" tal como anunció en conferencia de prensa días atrás y anoche tras el partido, y probablemente mostrará nuevas caras de arranque en todas las líneas, incluso bajo los tres palos, pero la mirada estará enfocada en lo que realicen los de abajo, porque es la defensa la que deja siempre algo que desear.

Es muy probable que ahora jueguen los laterales "titulares" con Pablo Zabaleta y Marcos Rojo con los otros zagueros convocados, José Basanta y Nicolás Otamendi, quien juegó el primer partido de la era Sabella, metió un gol ante Venezuela (1-0) en la India, pero después no fue citado más.

Después, el arquero Agustín Orión, eje de una polémica por el reclamo de su DT en Boca Carlos Bianchi por la convocatoria, es probable que tenga unos minutos, al igual que Mariano Andújar, mientras que otro nombre que podrían aparecer es el de Erik Lamela, quien anoche no jugó ni un minuto.

Se acaba el 2013 para el seleccionado argentino y también las pruebas del entrenador, el cotejo del lunes será la última oportunidad para muchos de ganarse un lugar en el Mundial de Brasil, y el objetivo, tal como señaló Ezequiel Garay días atrás a Télam, es jugar bien y conseguir una victoria para terminar el año "con buen sabor en la boca".

Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 03:12
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 03:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve