Deportes

Sub 17: Argentina se marchó con las manos vacías

El seleccionado juvenil sufrió una goleada por 4 a 1 en el partido ante Suecia por el tercer puesto del Mundial. Mirá los goles.

Argentina se marchó con las manos vacías del Mundial Sub-17 de Emiratos 2013 al terminar cuarta, tras caer goleada 4-1 ante la debutante y gran revelación
Suecia en el partido por el tercer puesto, este viernes en Abu Dabi, antes de la final entre México y Nigeria.

La "albiceleste", conducida por Humbertito Grondona, de entrada se mostró golpeada por la caída en semifinales ante el Tri azteca (3-0) y los suecos lo aprovecharon para liquidar el pleito con un triplete de su artillero Valmir Berisha (7, 24, 57) y un golazo de volea del atacante Carlos Strandberg (20).

El volante argentino Lucio Compagnucci descontó (44) sobre el final del primer tiempo de un partido que sirvió especialmente a Berisha para sumar siete tantos y quedar como máximo artillero del torneo, antes de la final.

Argentina terminó en el cuarto puesto, como en 2001, sin poder repetir su mejor actuación con los bronces de Italia 1991, Ecuador 1995 y Finlandia 2003, desmoralizada por el sueño roto de obtener el único título que falta en las vitrinas de la AFA.

En cambio, Suecia salió a jugar el partido como una verdadera final, sabiendo que su campaña ya era histórica en su primera participación, pero podía coronarla con un premio extra, el bronce que se colgó este viernes en el estadio Mohammed Bin Zayed dando una buena exhibición.

El campeón sudamericano cerró su campaña con una segunda, derrota seguida, tras un progreso alentador hasta semifinales logrado con un empate 1-1 ante Irán en el debut y luego cuatro victorias: 3-2 a Austria, 3-0 a Canadá, 3-1 a Túnez en octavos y 2-1 al campeón africano Costa de Marfil en cuartos.

En doce participaciones mundialistas, Argentina jamás llegó a la final, cayendo en cinco oportunidades en semis.

Al igual que contra México, cuando faltaron dos jugadores claves como Matías Sánchez y Rodrigo Moreira, las bajas por suspensión de Joaquín Ibáñez y el portero Augusto Batalla se notaron en el esquema aceitado que había estructurado Grondona hasta cuartos.

Los escandinavos, que habían caído en semis aplastados por Nigeria (3-0), exhibieron un juego más abierto que les dio premio casi desde el arranque, apostando a sus tanques de arriba Gustav Engvall y Berisha, al que se sumó un muy buen Strandberg.

El once de Roland Larsson se adelantó con un remate seco de Berisha desde el corazón del área, tras un pase punteado por el gigante Strandberg anticipando a su defensor, que el 9 sueco cruzo fuerte abajo ante la salida casi indefensa del meta Alex Werner (7).

A los 20 minutos, Engavall arrancó fuerte por derecha, ganando la lucha con el cuerpo a Pinto y metió un centro veloz que remató de volea a la red Strandberg, poniendo el 2-0 con un golazo que tampoco despertó a los argentinos.

A los 24, otra vez por derecha Engavall encaró, se filtró y picó la pelota al segundo palo ante la salida de Werner, pero la bola dio en el palo y el rebote lo mandó con un zurdazo al fondo de la red Berisha.

La reacción albiceleste llegó sobre el final de la primera parte.

Un cabezazo de Moreira que dio en el travesaño pudo ser el descuento, tras una mala salida del portero Sixten Mohlin (41).

Pero tres minutos más tarde por la misma vía llegó el descuento, cuando Driussi metió un buen cabezazo que rechazó Mohlin y un despeje incorrecto de un defensa sueco lo aprovechó Moreira para que la terminara empujando sobre la línea Lucio Compagnucci (44).

En la segunda parte, Berisha embocó un cabezazo de pelota parada (57), que lo puso como máximo anotador del torneo, y mató el poco misterio que podía tener el partido que servía de aperitivo de la final.

Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 23:28
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 23:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"