Deportes

Godoy Cruz pecó de "verde" y pagó

Decisiones desafortunadas complicaron al Tomba en el final.

Podríamos tratar de entender la actuación del juez, aunque nunca lograríamos hacerlo. Bochornosa actuación de Pedro Argañaraz. Otro paupérrimo desempeño en tiempos en el que los arbitrajes son, sin duda, de lo más flojo del fútbol argentino. Aunque más allá de esto, tal vez, al Tomba no se le escapó el partido por estas imprudencias y sí por las propias. Argañaraz fue desastroso para los dos por igual.

Godoy Cruz jugó ante Boca un partido con una actuación que seguramente estará en el podio en este campeonato. Complicó al conjunto de Carlos Bianchi desde el inicio. Por las bandas mostró una superioridad notable, especialmente cuando Facundo Castillón dejaba en ridículo al Cata Díaz en cada proyección por el sector derecho.

El equipo de Martín Palermo fue durante gran parte del juego amo y señor del Malvinas Argentinas.  Poco de Boca, que encontró la apertura del marcador mediante una buena actuación de Emanuel Gigliotti. Pero no mucho más. Lo de Román en cuenta gota.

Pero, son esos partidos en los cuales los errores se pagan caros y el Tomba, por ahí, parece estar verde en ese aspecto; cuando hay que cerrar un juego, cuando hay que estar frio de cabeza a segundos del pitazo final.

Claro que las pulsaciones en momentos determinantes están aceleradas y es entendible. Pero ahí es cuando se marcan las diferencias.

En primer lugar, la decisión desafortunada tuvo que ver con la segunda infracción para amarilla de Federico Lértora que derivó en que el Tomba se quedara con un hombre menos cuando restaban veinte minutos de juego.

El volante central de Godoy Cruz fue con vehemencia contra el rival en un lugar del terreno que no pedía de dicha acción. Sobre el sector derecho y al borde de la línea lateral. Infracción innecesaria.

Y la más determinante, la infracción en el epílogo del juego de David Achucarro contra el Burrito Martínez. Innecesaria por donde se la vea, más teniendo en cuenta el momento del partido y que por las circunstancias arbitrales cualquier roce en el área terminaría con un disparo desde los doce pasos para el conjunto Xeneize. Imprudencia que lo deja al Tomba casi con las manos vacías.

Son momentos en calientes, aunque son los actos que determinan un resultado final.

Opiniones (1)
22 de junio de 2018 | 00:14
2
ERROR
22 de junio de 2018 | 00:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que partido viste hermano? sácate la camiseta, el empate estuvo bien. Además decí que no cobraron el penal del burrito que se devoró el arbitro por que lo ganaba boca. Y cualquier roce iba a terminar desde los 12 pasos? si le dio tremenda patada capo, que roce?
    1