Deportes

Di María: "Llevar la cinta de capitán fue un sueño"

El jugador expresó que fue duro ser el conductor, aunque lo resaltó como uno de sus mejores momentos.

Ante la ausencia obligada de Lionel Messi por lesión, Alejandro Sabella sorprendió y decidió que Ángel Di María fuera el capitán del equipo, teniendo en cuenta que tampoco pudo estar Javier Mascherano (otro lesionado). Así, el jugador del Real Madrid tuvo su 'bautismo' llevando la cinta en su brazo izquierdo.

"Fue duro llevar la cinta, siempre fue un sueño y una ilusión, pero esto no deja de sorprenderme", confesó el día después, luego de la práctica que la Selección tuvo en Ezeiza. Y teniendo en cuenta que fue el 'reemplazante' de Messi, se refirió al sentimiento que pudo tener el rosarino: "Seguramente, él debe estar contento".

Ya dejando de lado el aspecto personal, "Fideo" se refirió al presente de la Selección, dejnado en claro el sentimiento de felicidad y tranquilidad que reina en el plantel que comanda Alejandro Sabella. "Siempre hay momentos en que no se hacen las cosas bien y ahora, por suerte, estamos pasando bien, ya clasificamos al Mundial y disfrutando en los partidos que quedan y pensando en lo que viene", afirmó.

Fue duro llevar la cinta, siempre fue un sueño y una ilusión, pero esto no deja de sorprenderme", confesó el jugador del seleccionado.

Por otra parte, también hizo referencia al encuentro del martes ante Uruguay en Montevideo, donde el elenco de Oscar Tabárez estaá obligado a ganar para poder tener chances de clasificarse directamente al Mundial. "Va a ser un partido muy difícil, pero nosotros vamos a ir a buscar los tres puntos. Hay que seguir trabajando, terminar de la mejor manera", concluyó.

Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 05:57
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 05:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve