Deportes

Para Talleres, "Este título es el más especial de todos"

Luego de la final, técnico y jugadores verbalizaron sus emociones por la coronación en el Sudamericano de Futsal.

Apenas se escuchó el silbatazo final, los jugadores estallaron de emoción y los hinchas explotaron de alegría, inmersos en cánticos y banderas con los colores del mejor equipo de Sudamérica. Los festejos no se hicieron esperar en la cancha y los flamantes campeones saltaron, alentaron y hasta se empaparon de champaña, brindando un panorama digno de un campeón.

Pero los protagonistas de esta historia debieron hacer un stop en medio de tanta locura sana y responder las preguntas de los periodistas sobre todo lo que pasó y estaba pasado luego del 2 a 1 contra Cerro Corá. Uno de ellos fue el entrenador Gabriel Robledo, que después de tanto trabajo en el club pudo obtener el título más trascendental: “Este es el resultado y es el producto de un esfuerzo muy grande de los muchachos, porque estos jugadores se han preparado con todo y han logrado algo único”.

El Negro Robledo se emocionó hasta las lágrimas.

El Negro, entre lágrimas y con voz entrecortada, continuó: “Sabíamos que cada partido era una parada difícil y también en esta final, pero les dije antes del partido que tal vez no iban a tener otra posibilidad de jugar esto, de vivir esto y que tenían que dejar todo, por suerte ellos pudieron hacerlo”.

Pero no solamente el DT Robledo vivió una noche inolvidable, sino que también Pablo Garay pudo darle a su carrera una estrella muy valiosa: “No soy de dar muchas notas en el campeonato, pero esto es algo increíble, es algo muy especial y vale mucho”.

Garay es reconocido por sus compañeros.

El marco de público lució increíble en el estadio y el capitán destacó esto y el apoyo que llegó desde las tribunas: “Es muy lindo estar acá, he jugado muchas finales en otros lugares pero estar ante tu gente es algo especial y sobretodo es muy lindo que haya venido a ver mucha gente, espero que esto sirva para que más gente sea parte del fútbol de salón”.

“En 50 segundos se puede cambiar un partido, te lo pueden empatar y en el alargue se te puede escapar todo, pero esto es así y por suerte ganamos”, dijo Garay sobre los últimos minutos de la final.

 “Sabíamos antes del torneo que iban a haber muchos equipos muy bien preparados, pero nosotros nos preparamos con mucho trabajo y humildad y teníamos confianza en que íbamos a poder lograr esto”, finalizó.

Por su parte, Rodrigo Martínez pudo cerrar una semana perfecta en lo personal, ya que fue una de las figuras de este Talleres campeón y uno de los puntos altos en la finalísima, donde casi convierte un gol de chilena: “Hubiese sido lindo hacer ese gol, pero lo más importante es que se logró el objetivo, hemos jugados muchas finales y hemos perdido muchas, pero esto es algo muy especial, es muy especial para Pablo Garay que hace mucho que juega y para el Negro Robledo que hace 30 años que labura en esto”.

Instantánea de la chilena de Martínez.

“Hace mucho que estoy jugando en este club y ya me siento parte del club, ojalá termine mi carrera acá, le debo todo a este club, al cuerpo técnico, a mis compañeros y a mi familia”, continuó.

Claro que Martínez no dejó escapar la posibilidad de dedicar su logro: “Esto se lo dedico a mi familia, fue muy especial poder conseguir esto con mi familia en la tribuna, también se lo dedico a toda la gente que labura en el fútbol de salón hace mucho años”.

Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 07:17
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 07:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"