Deportes

La interna de Racing sigue en llamas

Rodolfo Molina, vicepresidente dle club, dijo que no renuncia y criticó al presidente: "Cogorno es un profundo error mío".

El vicepresidente de Racing Rodolfo Molina reconoció hoy sus diferencias con el presidente Gastón Cogorno, lo calificó como un "profundo error" suyo, acusó de manejar el club "con amigos" y le pidió que dé "un paso al costado".

"Cogorno maneja el club como un equipo chico, con amigos y violentos. Quiero cerrar el capítulo de la interna y trabajar por Racing, que Cogorno haga lo que quiera", aseguró Molina.

Cogorno maneja el club como un equipo chico, con amigos y violentos. Quiero cerrar el capítulo de la interna y trabajar por Racing, que Cogorno haga lo que quiera

En declaraciones a Fox Sports, el vicepresidente dejó atrás un largo silencio en los medios y ventiló la caótica situación política de Racing, que explotó hace algunas semanas pero que se gestó desde enero pasado.

"Cogorno es un profundo error mío, lo mejor para el club es que dé un paso al costado. La gente me votó a mi, Cogorno me traicionó y me desilusionó; hicieron todo al revés, acompañado por el sector nuestro. La gente votó otra cosa, la gente no quiere que la barra tome la sede. Es muy difícil saber lo que piensa, es tan distinto a lo que pienso yo", afirmó.

De esta forma, Molina confirmó que no aceptará el pedido de Cogorno, quien condicionó su renuncia a que también se vayan el vicepresidente y su segundo Víctor Blanco, para poder llamar a elecciones extraordinarias y no esperar a diciembre de 2014.

Mi renuncia está a disposición, esperando las de Molina y Blanco para que la gente elija democráticamente al nuevo presidente

"Mi renuncia está a disposición, esperando las de Molina y Blanco para que la gente elija democráticamente al nuevo presidente", publicó el lunes por la tarde Cogorno en su cuenta oficial de la red social Twitter (@gcogorno).

"Mañana espero la renuncia de Molina y Blanco para el llamado a elecciones. Si no, que den un paso al costado y nos dejen seguir trabajando", completó con firmeza Cogorno, que hizo el primer movimiento de esta partida de ajedrez que se convirtió el día a día de Racing como institución.

Este martes, Molina le respondió con dureza a quien hace un año y diez meses fue su compañero de fórmula para imponerse por casi el 70 por ciento en las elecciones y continuar al frente de la "Academia".

"Cuando armamos la lista, fue con dirigentes profesionales, con trasparencia y apoyo de la gente. Acordé con él y la gente votó la continuidad de la gestión anterior. El, a la semana de haber ganado, viró a un lugar distinto. Empezamos a ver que tenía otra visión", contó.

"Cometí un gran error (con Cogorno), lo lamento profundamente, le pido disculpas a la gente de Racing, pero ahora hay que trabajar para enderezar, le prometí a la gente que iba a acompañar la gestión, desde mi lugar voy a enderezar esto", amplió.

Molina explicó que el estatuto actual de Racing permite al presidente manejar el club a su gusto, sin tener que dar explicaciones a nadie.

"No podemos depender de que el presidente sea lucido y honesto, tenemos que armar un estatuto en el que se controle al presidente, porque acá cada uno decide lo que quiere y el resto no tiene otra alternativa que acompañar", sostuvo.

Y agregó: "Me estoy cuidando de decir cosas porque las mil versiones hay que dejarlas de costado, pero después de hoy no voy a hablar más de política, no es el momento, primero hay que sacar a Racing de donde está".

Molina detalló que durante la gestión de Cogorno "el déficit se ha duplicado y más" por dos motivos puntuales que son "no generar recursos genuinos, porque tenemos menos socios, y se ha incrementado el gasto, pagando contratos altos a jugadores".

"Agarré el club mucho peor que ahora; en tres meses nos podemos acomodar y pelear el torneo", se mostró esperanzado el vicepresidente, respecto al futuro.

Molina puntualizó sobre dos hechos puntuales para arremeter contra la gestión Cogorno que nada tiene que ver con lo futbolístico: la muerte del periodista partidario Nicolás Pacheco en la sede de Villa del Parque, y la "toma" que este lunes ocurrió en la sede de Avellaneda por parte de tres barrabravas, que se llevaron una computador y que no tuvo denuncia alguna.

"No se hizo una denuncia de lo que pasó ayer en la sede, tampoco hubo cambios en Villa del Parque, las cosas pasan y son graves. No hay conducción, él (Cogorno) piensa que todo lo malo le pasa por culpa mía. Llegó a decir ´me plantaron un muerto en Villa del Parque´", resaltó.

Respecto a los futbolístico, Molina dijo que está "conforme" con el trabajo de Carlos Ischia como entrenador de la Primera División y afirmó que si están mal "es porque hicimos las cosas mal".

"Vamos a quedarnos porque no hay margen, tenemos dos puntos en el campeonato, el fútbol se arregla. No es casualidad que los jugadores se lastimen, se desgarren, que no le renovemos los contratos a tiempo a los jugadores. Los jugadores tienen que pensar en el partido, están desde la parte económica bien, y la sensación que tenemos es que los jugadores están poniendo, no hay una queja para el plantel", opinó.

"Queremos volver a la primer gestión, queremos refuerzos de jerarquía, queremos pelear un campeonato, somos Racing, tenemos que ir para adelante y ser campeón", concluyó.

Opiniones (0)
24 de febrero de 2018 | 23:51
1
ERROR
24 de febrero de 2018 | 23:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve