Deportes

Festín del Barcelona en el partido 250 de Messi

El crack argentino la rompió con grandes asistencias en la victoria del club catalán ante el Rayo por 4 a 0. Mirá los goles.

Video Resumen del partido

El Barcelona alargó hoy su inicio arrollador en la Liga española de fútbol con un 4-0 sobre el Rayo Vallecano, una victoria que consolida al equipo blaugrana en el liderato.

Gracias a un triplete de Pedro (33, 47 y 72 minutos) y otro tanto de Cesc Fábregas (79'), el equipo dirigido por el argentino Gerardo Martino consiguió la quinta victoria en los mismos partidos disputados y se ubicó como único líder del campeonato a falta del encuentro de hoy entre el Atlético de Madrid y el Valladolid.

En un partido muy luchado, con fricciones y con un ritmo eléctrico constante, el Barcelona logró imponerse en Madrid al modesto Rayo.

El conjunto azulgrana volvió a lucirse tanto en una de las áreas como en la otra: Víctor Valdés brilló otra vez en la portería y, tal como sucediera en la victoria del miércoles por 4-0 contra el Ajax, el guardameta del conjunto catalán volvió a atajar un penal.

Aún sin haber expuesto la mejor versión de su juego, el Barcelona se mantiene firme en cuanto a resultados se refiere. Es líder de la liga con puntaje perfecto y arrancó la aventura de la Liga de Campeones con un triunfo contundente.

Lionel Messi, que increíblemente no apareció en la cuenta anotadora de una goleada del Barcelona, volvió a ser desequilibrante y regaló una asistencia de lujo en la jugada del primer gol.

Mientras, Neymar cedió otro pase de gol a Pedro y se quedó con las ganas de poder celebrar su primer tanto oficial en el Barcelona: estrelló un tiro en el palo en la segunda mitad.

El panorama del Rayo, por lo contrario, no puede ser más desolador. Suma cuatro derrotas al hilo y recibió nada menos que 16 goles en cinco partidos.

Dentro del plan de rotaciones, Martino decidió que Sergio Busquets se quedara al margen del encuentro y que futbolistas como Andrés Iniesta o Daniel Alves estuvieran sentados en el banquillo.

Al Barcelona le costó manejar el juego en la primera media hora, tanto en la transición del mediocampo como en la oxigenación de los ataques en el sector derecho.

Mientras el equipo catalán intentaba acostumbrarse a un terreno de juego de pequeñas dimensiones y con el césped irregular, el Rayo trató -y en un principio lo logró- de llevar el partido a un clima de faltas, choques, quejas y juego al límite.

El Barcelona pudo calmar los ánimos poco después de la media hora, cuando Messi hizo de las suyas, dejó en el camino a un rival con una categoría asombrosa y dio el pase justo a Pedro para que el extremo anotara con una definición cruzada.

Luego llegaría un penal de Adriano sobre Roberto Trashorras y una nueva intervención de ensueño de Valdés, quien decidió quedarse en el medio de la portería para atajar la falta ejecutada por el mismo mediocampista del Rayo.

Ya en la segunda mitad, el Barcelona decidió invertir la estrategia de las primeras jornadas y salió a presionar con ferocidad la salida de los locales.

En el inicio del segundo tiempo llegó entonces la sentencia del resultado: Xavi robó el balón en una mala salida del Rayo, habilitó a Fábregas, quien lanzó un centro venenoso al corazón del área y Pedro se anticipó a su marcador para anotar con la portería semi vacía.

La diferencia de dos goles terminó de derrumbar al equipo madrileño, mientras que el Barcelona pudo lucirse en la última media hora con el tercer tanto de Pedro y el gol de Fábregas.

El Barcelona demostró en el barrio de Vallecas que es capaz de conseguir goleadas aún cuando todavía no terminó de definir su nuevo estilo. Por el momento, los resultados sostienen con creces la tarea realizada hasta el momento.

Opiniones (0)
25 de abril de 2018 | 21:42
1
ERROR
25 de abril de 2018 | 21:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec