Deportes

Mayer luchó pero Berdych puso 2 a 0 a los checos

El correntino peleó con el número cinco del mundo pero lo venció en cuatro sets y dejó a Rep. Checa a un punto de la final de la Davis.

Argentina quedó hoy al borde de consumar una decepción en la Copa Davis, al quedar 2-0 por debajo en su duelo de semifinales ante la República Checa, este viernes en Praga.

El tandilense Juan Mónaco, 30 de la ATP, perdió sin objeciones en el primer turno ante Radek Stepanek, 61º jugador mundial, por 7-6 (7/3), 6-3 y 6-2.

Mientras que en el segundo duelo, el correntino Leonardo Mayer puso el corazón y su entrega pero la jerarquía de Tomas Berdych, número 5 del mundo, fue más importante para vencerlo por 6-4, 4-6, 6-3 y 6-4.

Los checos, defensores del título, se habían impuesto fuera de casa en sus dos rondas anteriores este año, en Suiza (3-2) y Kazajistán (3-1), y en su estreno como locales en la Davis-2013 no fallaron y demostraron que son firmes candidatos a levantar el trofeo una vez más.

Argentina, que en las fases anteriores eliminó en casa a Alemania (5-0) y Francia (3-2), necesita ahora ganar los tres partidos restantes para poder estar en la final del 15 al 17 de noviembre.

El país sudamericano ha estado cuatro veces en la final de la Davis, pero nunca ha conseguido llevarse el trofeo.

En la superficie dura acrílica del Arena de Praga, donde los checos levantaron el trofeo de campeón de la Davis en noviembre del pasado año ante España (3-2), Stepanek abrió la batalla con un triunfo muy importante, ante un rival que le supera en el ránking ATP, Mónaco.

Stepanek, habitualmente muy motivado en la Copa Davis, volvió a mostrarse muy agresivo, con un servicio y supó llevar la iniciativa en el segundo y el tercer set, después de llevarse el primero, el más igualado, con un 7/3 en el tie break.

En el segundo set, Mónaco llegó a igualar 3-3 tras comenzar perdiendo 3-0, pero luego el checo de 34 años reaccionó y se apoyó en su saque (seis aces en toda la manga) para ganar y poner rumbo directo. En el tercero, el checo certificó su superioridad de este viernes.

En los duelos particulares con Mónaco, el checo eleva sus buenas números a cinco victorias en siete confrontaciones.



El resultado, 7-6, 6-3 y 6-2, es curiosamente el mismo que consiguió ante el mismo rival en los cuartos de final de la Copa Davis de 2009, en aquel caso en Ostrava.

"Para mí fue un partido muy importante y una victoria muy valiosa. Tuve frente a mí un adversario de calidad, pero conseguí aprovechar mi juego y también el apoyo de nuestro público", destacó Stepanek a la televisión pública de su país CT4.

Mónaco admitió que este viernes su adversario fue mejor.

"Él jugó mucho mejor que yo. Tuve mis oportunidades en el primer set, pero no pude jugar mejor, con más confianza, y el partido se fue poniendo difícil para mí", reconoció el argentino.

"Me ha impresionado un poco, sabía que era un buen jugador en este tipo de pistas, pero es que jugó realmente bien hoy", añadió.

En el segundo partido del día, Mayer tenía la complicada misión de frenar a Berdych y pudo hacerlo momentáneamente, cuando tras dos sets cada uno había ganado uno, pero luego el ídolo local impuso su ley y dejó a los checos en el camino hacia la final.

"Los primeros dos sets no fueron como esperaba, él comenzó a jugar muy bien y con un tenis agresivo", admitió Berdych.

"Al principio del tercer set rompí su servicio y a partir de ahí todo fue mejor", celebró.

El sábado se jugará el dobles, en principio con Lukas Rosol y Jiri Vesely en el lado checo y Carlos Berlocq y Horacio Zeballos en el argentino. Si ganan los de casa, la eliminatoria ya estará decidida.

Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 03:17
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 03:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve