Deportes

Conocé a la piloto "kamikaze" de la FRenault

La piloto argentina Romina Re se desempeña como piloto de desarrollos de la firma Beta Epsilon francesa.

La argentina Romina Re, piloto de Fórmula Renault Francesa y tester en desarrollos de la firma Beta Epsilon, se definió como una "kamikaze" porque antes de aprender a manejar un auto de calle se subió a uno de carrera.

La bonaerense, nacida en Merlo el 5 de agosto de 1983, se desempeña como piloto de desarrollos de la firma Beta Epsilon francesa, radicada en Le Mans, una de las empresas más importantes de Europa, dedicada a la fabricación de autos de carrera, quien participará próximamente en un Master Series de China.

Re, hija de Adolfo, ex piloto de la Fórmula Renault, es la única mujer argentina corriendo en el exterior de manera profesional y su pasión por los fierros surgió por acompañar a su padre a las carreras y sentir la “adrenalina” al lado de su progenitor.

La piloto, en su primera aparición en Italia, en 2006, impactó al equipo Minardi de Fórmula 1, escudería que la vio correr en la Fórmula Renault Italiana, y también a otros equipos.

Luego, alternó entre autos de fórmula y karting, pero siempre apuntando a lograr un ascenso en su carrera deportiva, a pesar que como ella dice, la relación con los hombres es “complicada”.

Re no dudó en catalogar al ambiente del automovilismo como “machista” dentro y fuera de las pistas, y en el medio sólo admiten a las mujeres como “promotoras”.

Romina no se le “achica” a ningún piloto, incluso en un kartódromo de Barcelona no le tembló el pulso para medirse con los pilotos de Fórmula 1, Pedro de La Rosa y Jaime Alguersuari, quienes usan la pista para entrenarse.

En las temporadas 2010-11 también corrió en la GP4 Series para una empresa española, en la cual se desempeñó como Directora Deportiva y Testeado de Chasis, y como entrenadora de los nuevos pilotos de karting. 

Su pasión por los autos nació de muy pequeña ya que su mamá le regaló un auto de Barbie, fuscia metalizado, y Romina no tuvo mejor idea que “plotearlo” y convertirlo en un auto de carrera y, a partir de ahí, no se despegó de su padre acompañándolo a las carreras.

A partir de 2011 Romina ingresó en el Pro Race Cup, para trabajar en la formación de pilotos, como soporte de desarrollos de autos, y también participó en el grupo Mirage como tester de chasis de la Fórmula Monza Italiana.

También fue directora deportiva de la Misión Argentina en las últimas 24 horas de Nurburgring y sus estudios de marketing en la facultad le dieron un “magnetismo” especial para las relaciones interpersonales. 

 Tiene como ídolo al brasileño Ayrton Senna y en el automovilismo local admira a José María “Pechito” López porque le “cambió” la mentalidad a la actividad local, pero se siente muy “segura” de si misma para ser “alguien” en el espectro mundial.

Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 04:58
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 04:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve