Deportes

Cómo fue el reality de Caruso para elegir jugadores

El entrenador de Argentinos Juniors realizó una prueba de 47 profesionales, pero varios jugadores amateurs se acercaron con la ilusión de mostrarse.

Un simple alambrado divide la frontera de dos mundos cargados de sensaciones dispares. De un lado, en una cancha de fútbol con un brillante césped, un grupo de casi 50 jugadores se preparan para demostrarle a Ricardo Caruso Lombardi y a todo el cuerpo técnico de Argentinos Juniors que tiene las condiciones necesarias para jugar en la Primera División del fútbol argentino. Del otro, la desilusión se personifica en el rostro de varios jóvenes que se acercaron desde diferentes puntos de Capital y el conurbano confiados en que ese anuncio que "leyeron por Internet" podría cambiarles la vida.

"Esto no es una prueba de jugadores, eso fue un invento de los periodistas. Sólo van a pasar los que estén en la lista de Ricardo", asegura, en un tono desafiante, Horacio Montemurro, ayudante de campo de Caruso Lombardi, frente a unos 200 jugadores que se acercaron al predio de UTA, en Moreno, para probarse.

Las sonrisas, las voces aceleradas y los ojos cargados de esperanza dejan lugar a los rostros inexpresivos, a los silencios, a la desazón. "¿Acá es la prueba de Caruso?", pregunta un joven que aún no recibió la noticia. "No, sólo prueban a jugadores con representantes, los que vinimos por nuestra cuenta no podemos entrar", le contesta otro, que aprovecha para descargarse.

 

La imagen, antes de que empiecen a ser llamados los nombres de la lista, es clara: apiñados frente al portón de ingreso, algunos intentan convencer a Montemurro; más alejados, junto a sus representantes, los "afortunados" esperan su oportunidad, aferrados a sus bolso, concentrados y, quizás, con un dejo de nerviosismo sobre sus hombros.

La lista está conformada por 47 jugadores, todos con pasado futbolístico y "conocidos de Caruso", según le grita desde la cancha, de una manera poco didáctica, el entrenador de arqueros, Juan Chumba, a un chico enojado: "Tomatela, villero", agregó.

Dentro de este selecto grupo, se destaca el delantero ecuatoriano Darwin Caicedo (Darwin Deivis Caicedo Wila, según el DNI). Con 1.90 metros de altura, La Metralla tiene un porte que llama la atención de propios y extraños. "Estoy tranquilo. Sé lo que me vengo a jugar, espero poder hacer las cosas como las vengo haciendo", le dice a este medio, minutos antes de ingresar a la prueba.

Caicedo, de 30 años, jugó en varios equipos de su país (Emelec, Deportivo Cuenca y Atlético Audaz, entre otros), en Dinamo Bucarest, de Ucrania, y en Fenix, de Uruguay -sólo disputó partidos de pretemporada-. Su efectividad goleadora en la selección ecuatoriana es envidiable: un gol en un partido. "Hacés bien las cosas seis mes o un año y la vida te puede dar un giro muy grande", elogia al fútbol argentino.

Lo que sabe de Argentinos Juniors es porque veía "los partidos por Fox" y por lo que le contó su "amigo" Juan Anangonó, jugador del Bicho. "A Caruso no lo conozco ni él me conoce a mí. Parece una persona muy seria en su trabajo. Espero que nos llevemos bien", sostiene Caicedo, quien, además, se define como "un jugador muy atrevido".

Fuente: Canchallena.com

Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 09:52
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 09:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"