Deportes

Por Neymar, Brasil volvió a ganar en su casa

El anfitrión de la Copa Confederaciones derrotó 2 a 0 a México por la segunda fecha con un gol y una asistencia del crack del Barcelona.

La selección brasileña de fútbol derrotó hoy por 2-0 a México gracias a la genialidad de Neymar y quedó con un pie y medio en las semifinales de la Copa Confederaciones.

Un golazo de volea y una asistencia producto de una jugada personal de ensueño del futuro jugador del Barcelona le bastó al equipo anfitrión para coronar con una victoria un partido en el que luchó más de lo que jugó.

El conjunto dirigido por Luiz Felipe Scolari se consolidó entonces como el líder del Grupo A y quedó virtualmente clasificado para la segunda fase. Sólo un triunfo de Japón sobre Italia en el partido a disputarse luego evitaría que los brasileños consigan el pase automático a semifinales al final de la actual jornada.

El caso exactamente inverso atraviesan los mexicanos, que todavía no sumaron ni un punto en el torneo y sólo una victoria de los nipones les permitiría llegar con vida a la última jornada de la primera fase.

El equipo comandado por José Manuel De la Torre mejoró muchísimo respecto a la derrota contra Italia en el debut y hasta hizo el mérito suficiente como para que el partido finalice en un empate.

Los brasileños además saborearon el particular sabor de la revancha olímpica. Seis jugadores de su actual plantilla habían sucumbido ante los mexicanos en la final de Londres 2012 y hoy pudieron quitarse la espina clavada durante diez meses.

Después de tanto foco en protestas sociales y en enfrentamientos entre policía y manifestantes en diferentes partes del país, la selección brasileña logró al menos durante casi dos horas devolver la atención de la Copa Confederaciones a lo sucedido en el campo de juego.

Scolari alineó al mismo equipo que inició el partido ante Japón, mientras que De la Torre decidió apostar a mayor experiencia en el medio del campo y al oxígeno en los laterales, de la mano de las novedades Hiram Mier y Jorge Torres en las bandas de la defensa.

La apuesta del conjunto anfitrión mantuvo una base similar a la del debut y encontró su premio rápidamente, tal cual como el primer partido: el duelo contra Japón se inició con un golazo de volea de Neymar. El duelo ante México comenzó, por ende, también con otro golazo de volea de Neymar.

El jugador del Barcelona se aprovechó de un mal despeje de Francisco Rodríguez dentro del área y con su pierna zurda, la menos hábil, fulminó a Jesús Corona con un misil sobre el palo derecho de la portería.

El estadio Castelao explotó en la celebración, mientras el joven crack con la número 10 en la espalda no hacía más que confirmarse como la figura más destacada de los dueños de casa en este ensayo de Mundial.

La fiesta de Brasil y Neymar continuó hasta los 25 minutos, cuando el jugador de 21 años realizó un control orientado con el pecho, tras un pase largo de Fred, y lanzó apenas desviado un zurdazo que pudo haber sido un gol de antología.

Esa maestría de Neymar significó el apagón de los dueños de casa en la primera mitad. De a poco, México encontró la comodidad suficiente como para asentarse en la mitad de campo rival y hacer callar de a poco a los más de 50.000 "torcedores" presentes en las tribunas.

Gerardo Flores se soltó en el medio del campo y, junto a Gio Dos Santos, volvieron locos a Luiz Gustavo y Paulinho, que se encerraron demasiado entre los defensores centrales y cometieron demasiadas faltas.

México no pudo conseguir el empate al descanso porque jamás pudo encontrarse con comodidad en una posición de disparo neto a la portería de Julio César.

En la segunda mitad, Scolari adelantó unos metros a Neymar, cambió de sector a Hulk y fue así cuando el autor del primer gol pudo encontrar algo más de espacio para lastimar a la defensa mexicana.

Un disparo cruzado de Neymar amagó con sentenciar el partido, mientras que México necesitó nuevamente tiempo para poder hacer pie.

Brasil encontró en la segunda mitad dificultades en defensa que hasta ahora no había experimentado en la Copa. Thiago Silva y David Luiz salieron a la desesperada en varias ocasiones y, de no haber sido por la falta de precisión en el último pase mexicano, el resultado pudo haberse equilibrado.

El final del partido fue el momento propicio para que Neymar volviera a deleitar los ojos de los aficionados con otra muestra de su maestría. Con una jugada casi fabricada en los videojuegos de Playstation dejó a dos rivales en el camino sobre la izquierda y asistió a Jo, quien sólo tuvo que empujar la pelota a la red.

Brasil no estuvo tan fino pero reposó hoy en la calidad de su mejor jugador, que cada día se hace más grande ante su gente.

FICHA DEL PARTIDO

BRASIL: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Luiz Gustavo, Paulinho; Hulk (78 m. Lucas), Oscar (61 m. Hernanes), Neymar; Fred (81 m. Jo).

MÉXICO: Corona; Mier, Francisco Rodríguez, Moreno, Jorge Torres (69 m. Barrera); Gerardo Flores (57 m. Herrera), Torrado (87 m. Jiménez), Salcido, Guardado; Dos Santos y Javier Hernández.

GOLES: 1-0, 9 m. Neymar. 2-0 90+3 m. Jo.

ARBITRO: Howard Webb (Inglaterra). Mostró tarjetas amarillas a Guardado, Thiago Silva, Dani Alves, Rodríguez y Herrera.

ESTADIO: Castelao (Fortaleza).

Opiniones (0)
19 de febrero de 2018 | 19:53
1
ERROR
19 de febrero de 2018 | 19:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve