Deportes

Rivadavia campeón del Súper 8

El equipo Naranja derrotó en la final del torneo de básquet de Mendoza a San José en la final.

Rivadavia se consagró en el Súper 8 tras vencer en una final histórica a San José 75-73.

El último partido del torneo tuvo de todo: nerviosismo, corte de luz, cancha llena, remontada y lastimosos incidentes.

El partido que enfrentaba a “santos” y “naranjas” dejaba expectantes a periodistas e hinchas para saber cómo se iba a desarrollar, si los dirigidos por Eduardo Nicastro lograrían imponer su juego de rotación de balón y dominio debajo de los tableros o si los pupilos de Fernando Minelli conseguirían jugar a su manera explotando el tiro de tres puntos y cuando pudieran usar el contra golpe.

En el primer cuarto el quinteto de San José entró concentrado en todas sus líneas, su defensa fue fuerte con presión al jugador que tenía el balón, motivo que le dio muchos réditos. En ataque todo fue de los hermanos Rubia (Facundo y Lucas) que mostraron variedad en ataque desde penetraciones hasta tiros de tres puntos que dejaron a Rivadavia sin respuesta, los minutos pedidos por su técnico no surtieron efecto, parecía que el aro estaba cerrado totalmente para los naranjas. El primer tiempo finalizo a favor de San José por 53 a 25.

El ambiente estaba a la espera de cómo reaccionaría Rivadavia ante tal desventaja. Por el lado de San José también había expectativa para saber si seguiría con ese mismo juego de lanzamientos y presión.

Comenzó el segundo tiempo y los dirigidos por Fernando Minelli salieron con la actitud de un campeón; presión en toda la cancha. A San José se lo notó desconcentrado y no aparecieron sus armadores (Alejo Sánchez y Lucas Rubia) que dio como resultado muchas pérdidas para el local, los Naranjas comenzaron con el show de triples, que llegaron de dos jugadores importantísimos, Nicolás Seoane y Nahuel Jerez, entre ellos lograron levantar a la hinchada del visitante y consiguieron un parcial de 25 a 7. Faltando nueve segundos para el final se apagaron las luces del estadio, lo que hizo que se enfriara la arremetida de Rivadavia y le dio un descanso a San José.

El último cuarto debe tener un párrafo aparte, a las hinchadas se las notaba expectantes por ver como se definiría el encuentro, los naranjas  siguieron con la fiesta de triples y penetraciones del protagonista Nicolás Seoane. Aquel aro que parecía cerrado para el visitante en el primer tiempo ahora cambiaba y la mala racha se le dio a el local que solamente logró meter 13 puntos en el cuarto definitorio. A falta de dos minutos los dos conjuntos igualaban en 68, con un doble de Jesús Trejo logró pasar adelante el equipo de Rivadavia. Diferencia mínima que se aumentaría luego a falta de 20 segundos para finalizar el encuentro, el Santo intentó la hazaña con un triple en los últimos segundo de Facundo Rubia pero luego de convertirlo ya no había más tiempo, luego de algunas indecisiones en la dupla arbitral, lo dieron como finalizado y allí fue cuando se desató la fiesta naranja.

Como siempre aparecieron los inadaptados, hinchas de San José, que no supieron reconocer la derrota de su equipo y luego de culminado el partido agredieron a tanto a Mario Aluz como a Pablo Leyton, que se dirigieron rápido a los camarines para no sufrir más agravios.

Sintesis:

San José:
Lucas Rubia 16, Ignacio Cangelosi 3, Alejo Sanchez 5, Facundo Rubia 26 y Ariel Arriagada 8 (FI). Pablo Rizzo 12 e Ivan Romero 3 DT. Eduardo Nicastro

Tiros libres: 10/11

Faltas: 23

Rivadavia: Nicolás Seoane 37, Diego Cabañez 3, Nahuel Jerez 10, Fernando Ronco 8 y Jesus Trejo 11 (FI). Agustin Gomez 2, Diego Arce 2 y Juan Ignacio Llaver 2 DT. Fernando Minelli

Tiros libres: 14/23

Faltas: 13

Gentileza: www.basquetdemendoza.com.ar

Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 22:15
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 22:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve