Deportes

Lionel Messi revolucionó Guatemala

El seleccionado argentino juega esta noche en ese país de Centroamérica que vive una verdadera revolución futbolera.

Lionel Messi, el mejor jugador del mundo, otra vez revolucionó un país, en esta ocasión Guatemala, que desde hace casi dos meses espera el partido de hoy, entre Argentina y el seleccionado local, y que quedará en la memoria de las 25 mil personas que le darán un gran marco al coqueto estadio Mateo Flores.

Messi es un fenómeno mundial. Despierta pasión en todos lados. En India, Nigeria, Bangladesh, por citar algunos lugares. Acá también, en Guatemala

"Messi es un fenómeno mundial. Despierta pasión en todos lados. En India, Nigeria, Bangladesh, por citar algunos lugares. Acá también, en Guatemala. La idolatría de la gente hacia `Lio` es auténtica", confesó anoche el DT del seleccionado argentino Alejandro Sabella.

Y basta con recorrer las coloniales calles de este país con poca historia futbolística, pero con una amplia cultura autóctona, producto de la herencia maya, para darse cuenta de lo que el crack rosarino, de 25 años, genera.

Ver, por ejemplo, como cientos de personas, vestidas con las camisetas de la selección nacional, con el 10 en la espalda, el sello distintivo de Messi, se congregan en la puerta del lujoso hotel Vista Real, ubicado en la zona 15, en el barrio Vista Hermosa, y claman por su ídolo.


Como vendedores ambulantes ofrecen esas camisetas, con el nombre de Messi y el 10 en la espalda a 90 quetzales (la moneda local), unos 12 dólares, o bufandas con los colores celeste y blanco a 50 quetzales, unos 7 dólares, cuando hace 30 grados de calor a la sombra, en las 15 zonas de la ciudad capital.

Ni hablar de los hinchas que pagaron por las entradas, originalmente, 45, 102, 193 y 321 dólares, según las distintas ubicaciones, y que ayer lo hicieron por el doble en la reventa (a los empleados del Banco Barural) y que hoy lo hicieron y harán por un poco más.

O los que abonaron 250 ó 150 (si tenían boletos para el partido de hoy) quetzales, unos 35 ó 20 dólares, por el ver el entrenamiento de anoche, donde Messi hizo de las suyas y le retribuyó con un saludo a los 3 mil guatemaltecos presentes.

Todo eso en un país en el que el salario mínimo supera apenas los 2 mil quetzales, unos 270 dólares.

"No importa lo que haya que pagar. Messi va a venir a Guatemala una sola vez en la vida. Y lo voy a ver jugar en el estadio Mateo Flores. Es caro, pero es único. No tiene precio ver en vivo y en directo al mejor jugador del mundo", le confesó a Télam, Miguel, un empleado público de 30 años, que está por cumplir el sueño de su vida.

Lionel Messi genera todo eso -y más- en cada país al que va a jugar. Es una estrella que brilla con luz propia. Un `Dios` que es fiel a sus seguidores. El `10` del seleccionado nacional, el astro que revolucionó Guatemala.

Opiniones (0)
20 de abril de 2018 | 02:49
1
ERROR
20 de abril de 2018 | 02:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec