Deportes

San Antonio aplastó a Miami y se pone arriba en la serie final

Con aporte del argentino Ginobili, Los Spurs vencieron 113 a 77 a los Heat. El jueves será el próximo encuentro.

San Antonio Spurs logró un récord de 16 triples en una final de la NBA para vencer a Miami Heat por 113-77 y adelantarse por 2-1 en la pelea por el anillo de campeón.

Los Spurs, liderados por Gary Neal con 24 puntos y con Danny Green con 27, devolvieron el castigo sufrido el domingo en Miami con un partido en el que superaron a su rival en todo.

El Heat podrá tratar de desquitarse el jueves en el cuarto partido, de nuevo en San Antonio.

Green con siete triples de nueve intentos y Neal con seis de diez lideraron una noche mágica de San Antonio, que movió la pelota con acierto y velocidad, dominó el rebote y maniató de nuevo en defensa a LeBron James, autor de sólo 15 puntos.

"'Pop' (el entrenador Gregg Popovich) y mis compañeros me dan mucha confianza y me animan a que lance siempre que estoy abierto", dijo Green tras una noche brillante.

"Queremos que tiren con dificultad y hoy erraron. Funcionó, pero sabemos que el próximo partido saldrán de forma diferente", señaló sobre la defensa. "Debemos seguir activos, moviendo la pelota y evitando pérdidas", pidió y agregó: "El foco debe ser la defensa".

La diferencia de 36 puntos es la tercera más amplia en una final de la NBA y la mayor derrota de Miami en un partido de playoff.

"Tenemos lo que merecimos, encontraron todos los tiros que buscaron. No reconocía al equipo que estaba ahí fuera", dijo el técnico del Heat, Erik Spoelstra, crítico con su equipo.

"Tuvieron un ritmo increíble y fuimos por detrás desde el principio", agregó.



"No hicimos nada bien. Si queremos ganar no podemos jugar así en ninguna de las dos canastas", dijo James, autor de 15 puntos con siete aciertos de 21 puntos y una valoración final negativa de 32, la peor de su carrera en la NBA, según ESPN.

"Tengo que mejorar, mis compañeros están haciendo un buen trabajo y yo no estoy haciendo mi parte", agregó la estrella. "Al final sólo es un triunfo para ellos, debemos hacerlo mejor el jueves", dijo James, por debajo de 20 puntos los tres primeros partidos de la final. Hoy ni siquiera lanzó tiros libres.

Miami se dedicó a minimizar daños en la primera mitad. San Antonio movió la pelota más como en el primer partido que como en el segundo, encontró pronto a Tim Duncan, errático el domingo, y frenó a James, de nuevo con una sola canasta en los 12 primeros minutos.

Wade y Chris Bosh sostenían en ataque al Heat, que sólo perdía de cuatro (24-20) al final del primer cuarto pese a que San Antonio anotó seis de sus siete últimos tiros para un 61 por ciento de acierto.

Miami tardó cuatro minutos en hacer una canasta en el segundo periodo y eso lo aprovechó San Antonio para escaparse con un parcial de 13-4 ya con Neal muy acertado.

Mike Miller salió al rescate del campeón con tres triples de tres intentos, claves en la recuperación de Miami junto a una mejor defensa. Una canasta de Wade (12 puntos en el primer tiempo) igualó el partido 44-44 en el último minuto, pero un triple de Parker y otro de Neal, con 14 puntos en 14 minutos y cuatro triples, hicieron que los Spurs se despegaran al final (50-44).

El Heat se consolaba porque sólo perdía de seis con apenas cuatro puntos James (dos de ocho aciertos), otra vez frenado en ataque pero asistiendo a sus compañeros y aportando otras cosas.

Un triple de Danny Green y dos tiros libres pusieron un 59-46 para San Antonio que hizo que Miami recurriera de nuevo a Miller, que anotó el quinto triple seguido, el octavo si se cuentan los tres del partido del domingo. Miami vivía gracias a él.

El argentino Manu Ginóbili aumentó la renta a 14 (66-52) tras una nueva pérdida de pelota del Heat. Kawhi Leonard, excelso en la defensa sobre James, la llevó a 17 con un nuevo triple.

El partido se le escapaba a Miami y James trató de dar el paso adelante. Pero no, no es el James estelar de toda la temporada. No acertaba un lanzamiento (dos de 14 hasta ese momento) y los Spurs ampliaron la renta a 21 gracias a Neal, Green, Leonard...

Parker se marchó lesionado con un problema muscular. Su aportación ya no era necesaria pero es duda para el jueves.

Despertó James al final con nueve puntos seguidos en cuatro aciertos consecutivos en poco más de minuto y medio, y Miami cerró el tercer cuarto 78-63. Aún había cierta esperanza que terminó de matar Neal con otros dos triples al inicio del cuarto periodo.

"Como profesional debes estar preparado, nunca se sabe cuando va a tocar tu número", dijo Neal, un secundario convertido hoy en protagonista.

"Salieron en el tercer cuarto y nos patearon el culo, a partir de ahí empezó la frustración. Nos ganaron bien, jugaron bien los 48 minutos", admitió Wade.

San Antonio devolvió a Miami el mismo castigo que había sufrido el domingo. A falta de seis minutos Miami empezó a pensar en el jueves, pero San Antonio aún quiso saborear una noche histórica. Esperar seis años para ver de nuevo una final mereció la pena a la afición texana.

Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 05:49
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 05:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve