Deportes

En Boca empiezan a definir los refuerzos

El entrenador y el presidente comenzaron el análisis para armar el equipo de la próxima temporada. Habría muchas bajas.

El semestre de Boca fue muy negativo. Más allá de la aceptable participación en la Copa Libertadores, donde fue eliminado en los penales por Newell's en los cuartos de final, las cuentas le dan en rojo al equipo xeneize, ya que está penúltimo en el torneo Final y haciendo su peor campaña en torneos cortos. Aun ganando los dos partidos que le restan ante Arsenal, en la Bombonera, y Godoy Cruz, en Mendoza, igualará la peor marca, que corresponde al Clausura 2010, que tuvo como entrenadores a Abel Alves y Roberto Pompei (en las últimas seis fechas). Eso, además, teniendo en cuenta que durante el campeonato consiguió otro récord negativo: estuvo doce fechas consecutivas sin ganar, cuando la peor marca databa de 1957, con diez partidos sin éxitos. Es uno de los dos equipos más goleados del Final con 28 tantos (igual que Colón) y entre el certamen local y la Libertadores cometió 10 penales y sufrió 10 expulsados en 27 encuentros.

Es por eso que Carlos Bianchi y Daniel Angelici empezarán a definir las altas y bajas para armar un Boca protagónico en el segundo semestre de 2013, en el que los xeneizes tendrán el certamen local como máximo objetivo, aunque sin descuidar la Copa Argentina (el 19 del actual jugarán contra All Boys en Catamarca), que al campeón le entrega un boleto directo a la próxima Copa Libertadores.

Si bien José Requejo, dirigente del fútbol profesional, reconoció antes del partido con Racing que Boca deberá "primero vender para comprar", se supo que Angelici estaría dispuesto a hacer un gran esfuerzo por jerarquizar la defensa con un central de experiencia y que conoce los pasillos del club: el apuntado es Daniel Cata Díaz, un viejo conocido xeneize (ganó cinco títulos de la mano de Alfio Basile entre 2005 y 2006), que es suplente en Atlético de Madrid. Dependerá también de las ganas del zaguero de retornar, más allá de que en Europa no tiene continuidad.

Boca también estaría interesado en un volante derecho con explosión, cambio de ritmo y desequilibrio ofensivo, y la tercera incorporación dependerá de las ventas que pueda sufrir el plantel. Hoy Nicolás Blandi es el centrodelantero titular, pero podrían emigrar Santiago Silva (lo quieren de México y otros equipos argentinos) y Lucas Viatri. De ser así, se generaría un hueco para el arribo de otro delantero.

De los contratos que vencen en breve, sólo Clemente Rodríguez, Leandro Somoza y Oscar Ustari serían del gusto del entrenador para negociar una continuidad, aunque eso no asegura su permanencia, ya que, por ejemplo, en el caso del lateral, el club le ofrece un año de renovación mientras que el futbolista pretende extender el vínculo por dos o tres temporadas.

La situación de Ustari la resolvería el arquero. Bianchi y Angelici quieren que siga, incluso hace rato que los dirigentes le ofrecieron una renovación del vínculo, pero eso dependerá de las ganas de Ustari. El arquero, si bien jugó varios partidos en el semestre, aunque está cómodo en Boca pretende continuidad.

En la lista de quienes no continuarán figuran Christian Cellay, Franco Sosa, Emiliano Albín y Lautaro Acosta.
Opiniones (0)
24 de abril de 2018 | 02:14
1
ERROR
24 de abril de 2018 | 02:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec