Deportes

Ginóbili sobre la final: "No somos favoritos"

El argentino aguarda por el duelo final de la NBA entre los Spurs y los Heat, con la certeza de que "frenar a LeBron James es casi imposible".

"Si alguien se pregunta cómo frenar a LeBron (James), les digo que eso no existe. Cuando hablamos de él, de Kobe Bryant o de Kevin Durant, de esa clase de jugadores, lo que podemos buscar es tratar de limitarlos, hacer que erren un tiro más que otras noches, hacerlos jugar incómodos, pero en el uno contra uno no se puede hacer mucho. Es imparable, te pasa por arriba por contextura física", describió Ginóbili sobre lo que todos se preguntan respecto de qué táctica usará San Antonio para frenar al mejor jugador del mundo en la final de la NBA que se jugará desde mañana al mejor de siete partidos.

Será para "Manu" su cuarta final de la liga de básquet de los Estados Unidos: las tres anteriores las ganó.

Miami es el campeón vigente. Viene de avasallar en 2012 a Oklahoma City Thunder, al que venció 4-1. El escolta bahiense sabe del poderío de los Heat con LeBron James como principal figura, pero también con Chris Andersen y Dwyane Wade, de los mejores del mundo.

"Ganar será difícil y habrá que hacer juegos casi perfectos. Tenemos que estar impecables desde lo defensivo, pasar muy bien la pelota y encontrar jugadores abiertos para el tiro", explicó Ginóbili en su columna del diario La Nación.

Para su análisis, toma como referencia lo que sucedió con los Heat en las finales de Conferencia: "Miami se encontró con un Indiana que por estilo los complica. Nosotros tenemos que aprender lo que ellos hicieron bien para generarles problemas, del mismo modo que tenemos que observar sus errores para no repetirlos".

"Será decisivo bajar las pérdidas. Indiana perdió muchas pelotas en el juego 7 y lo pagó. Si perdés una, no te podés bajonear, tenés que volver a concentrarte. Si perdés otra, puede pasar, pero más de eso no. Tres pérdidas en cuatro minutos y te sacan 10 de diferencia. Si perdés 20 pelotas en un partido, como le pasó a Indiana, no tenés ninguna chance", agregó respecto de qué faceta del juego considera clave para pensar en comenzar con un buen resultado.

En cuanto a la evaluación general de la final, que se juega al mejor de siete partidos, "Manu" opinó: "No puedo decir que Miami sea el rival más difícil de todos los que enfrentamos en finales, lo que sí puedo decir es que es la primera vez en la que no somos favoritos. No es imposible ganarles, pero está claro que ellos llegan con mucha energía".

La historia está por escribirse y Ginóbili lo sabe: "Ahora hay que hacer el mejor esfuerzo para lo que viene, es genial estar jugando en junio. Ya estamos acá y después de todo este camino, pensar en volver con las manos vacías no sería gratificante. Uno quiere un poquito más, ganar cuatro partidos y terminar el año con una sonrisa".
Opiniones (0)
27 de abril de 2018 | 06:34
1
ERROR
27 de abril de 2018 | 06:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec