Los antiguos egipcios en Mendoza: todo sobre jeroglíficos

Desde mañana se dictará un curso en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo con el objetivo de lograr una aproximación a los secretos de esta cultura.

Si querés aprender sobre jeroglíficos, podés asistir al curso organizado por la Facultad de Filosofía y Letras, de la UNCuyo, que se realizará hoy, mañana y pasado, organizado por las cátedras de Historia Antigua e Historia del Antiguo Oriente.

La lengua egipcia es una lengua muerta y nuestro conocimiento de la misma está limitado a los textos que han sobrevivido. El estudio del sistema de escritura jeroglífica es una herramienta que nos permite leerlos, pero fundamentalmente es el medio de acceder a la cultura de esta antigua civilización.

La propuesta, a cargo de Andrea Zingarelli, de la Universidad Nacional de La Plata, tiene como objetivos presentar una aproximación al pensamiento y la sociedad del Egipto antiguo a través de la comprensión de su escritura plasmada en fuentes epigráficas y documentales. El propósito es que se adquieran nociones básicas de gramática y sintaxis del egipcio clásico y que se traduzcan textos jeroglíficos de estructura simple. Asimismo, se espera que puedan reconocerse oraciones en un texto jeroglífico continuo y el uso de estructuras formularias fijas.

El curso, que se dictará de 9 a 13 y de 16 a 20, está destinado a docentes, investigadores, graduados y estudiantes de universidades e institutos de educación superior y al público en general.

Para mayor información, contactarse con Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Filosofía y Letras, de 9 a 13 y de 15 a 19, teléfono: 4494097, e- mail: extension@ffyl.uncu.edu.ar

Opiniones (0)
18 de febrero de 2018 | 06:33
1
ERROR
18 de febrero de 2018 | 06:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve