Deportes

¿Se vuelven a ver las caras Guardiola y Mourinho?

El fútbol mundial ya se frota las manos con la posibilidad de recuperar uno de los duelos que más pasión, polémica y tensión provocó durante los últimos años.

La cita sería el 30 de agosto, en Praga, donde este año se disputará la final de la Supercopa de Europa, que reunirá al ganador de la Liga de Campeones y al vencedor de la Liga Europa. Y ambos equipos tendrán nuevos entrenadores.

El Bayern Múnich, que ganó el sábado la Champions, anunció en enero el fichaje de Guardiola hasta 2016. El Chelsea, que conquistó hace dos semanas la Liga Europa, estaría muy cerca de cerrar un acuerdo con Mourinho, que dejará el Real Madrid al final de temporada.

Son tiempos extraños en el fútbol, en los que ganar no garantiza la continuidad en un banquillo. El español Rafael Benítez conquistó la Liga Europa en condiciones dificilísimas, con el club y la hinchada "blue" en contra, y entrenará la próxima temporada al Napoli.

"Todos saben quién estará aquí la próxima temporada", dijo antes de ganar la final de la Liga Europa por 2-1 ante el Benfica.


Ahora queda que Mourinho cumpla su último partido con el Real Madrid, la próxima semana, para que se haga oficial ese "secreto" que Benítez conoce. Es decir, que el portugués regresa al Chelsea seis años después de su traumática salida del club de Roman Abramovich.

Y todavía más sorprendente es lo del Bayern Múnich, que hace meses decidió prescindir de Jupp Heynckes. Nadie sospechaba entonces que el veterano técnico llevaría al club bávaro hacia un récord de puntos en la Bundesliga, su primera Liga de Campeones desde 2001 y la posibilidad de completar el "triplete" si conquista la Copa de Alemania.

Pero para el Bayern Múnich fue demasiado tentadora de la opción de contratar al entrenador más prestigioso y admirado del mundo durante este siglo, el hombre que fabricó ese Barcelona tan cercano a la perfección.

Más allá de la importancia que pueda tener un trofeo como la Supercopa de Europa, el menos prestigioso a nivel continental, la cita de Praga provocará una expectación mundial que irá más allá del título por cortesía del eventual duelo entre Mourinho y Guardiola.

Entre 2010 y 2012, ambos entrenadores protagonizaron duelos tan épicos como cruentos con Barcelona y Real Madrid, enfrentamientos que sobre el campo traspasaron los límites deportivos y que tuvieron su prolongación en las intervenciones de los entrenadores ante los medios.

"Él es el puto jefe y el puto amo en esta sala", dijo Guardiola sobre Mourinho a los periodistas el 26 de abril de 2011, en vísperas de uno de esos enfrentamientos.

"Dentro del campo intento aprender mucho cuando juego contra él o cuando le veo por la televisión. Fuera del campo intento aprender poco. Puedes jugar de muchas maneras y él utiliza una que es muy buena", añadió.

Mourinho ponía al límite la paciencia de Guardiola y el barcelonismo cuestionando la limpieza de trofeos y comportamientos azulgranas.

Ahora todo el mundo del fútbol se prepara para asistir a la posibilidad de reeditar esos duelos, mucho antes de lo esperado. Queda que el Chelsea cumpla su parte, algo que parece sólo cuestión de tiempo. Entonces todos se prepararán para asistir a la Supercopa de Europa más interesante de este siglo.

Opiniones (0)
22 de febrero de 2018 | 16:34
1
ERROR
22 de febrero de 2018 | 16:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve