Llevan a juicio oral a los dirigentes de Quebracho

El juez Ariel Lijo envió hoy a juicio oral al líder de la agrupación, Fernando Esteche, y a otros 13 militantes en la causa por incidentes en un local partidario de Jorge Sobisch en Capital. Así, se hizo lugar al pedido hecho por la fiscalía en base a los delitos de incendio, daños, violación de domicilio y atentado contra la autoridad.

El líder de Quebracho y otros trece militantes fueron enviados hoy a juicio oral acusados de "incendio, violación de domicilio y atentado a la autoridad", a raíz de los destrozos a un local partidario de Jorge Sobisch en Capital Federal.

La decisión fue tomada por el juez federal Ariel Lijo, quien decretó la clausura de la investigación en lo que a los ya procesados se refiere y el envío del caso a un tribunal oral, según la resolución a la que accedió Télam.

Entre quienes se sentarán al banquillo de los acusados están el líder de Quebracho, Fernando Esteche, y el militante Raúl Lescano, ambos procesados con prisión preventiva por el ataque al local partidario ocurrido el 5 de abril último.

En el caso de Esteche, en caso de ser condenado podría imponérsele una pena de cumplimiento efectivo porque tiene una condena anterior a tres años de prisión en suspenso.

Todos serán juzgados por el Tribunal Oral Federal 3 por los delitos de "incendio, violación de domicilio y atentado contra la autoridad agravado".

El 5 de abril la agrupación participó de una marcha en repudio al asesinato del docente Carlos Fuentealba, en Neuquén, pero se desprendió de la manifestación para dirigirse al local de Sobisch ubicado en Moreno y Salta de esta Capital.

Los manifestantes violaron el ingreso, arrojaron bombas incendiarias y destrozaron instalaciones tanto del lugar como de comercios vecinos.

Lijo aclaró que proseguirá con la investigación sobre otros imputados cuyas situaciones procesales todavía no fueron definidas.

Los procesamientos de los acusados fueron confirmados por la Cámara Federal que consideró probado que Esteche dirigió lo ocurrido, aunque se apartó del grupo poco antes de la llegada al local partidario.

El jueves último, otros militantes de Quebracho volvieron a protagonizar incidentes durante una protesta en el centro porteño que derivó en nuevas detenciones, en una nueva causa que quedó a cargo de la juez federal María Servini de Cubría.

Uno de los procesados por Lijo a raíz de los incidentes del 5 de abril, Osvaldo Martín Lizzano, volvió a ser detenido el jueves y quedó preso por orden de Servini de Cubría.

Lijo había dictado la prisión preventiva de Lizzano, pero la Cámara Federal la revocó y quedó en libertad hasta el jueves pasado.
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 04:19
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 04:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"