Deportes

La Lepra volvió a perder y no levanta cabeza

Independiente Rivadavia cayó por 3 a 1 en Buenos Aires ante Banfield en el cierre de la 33ª fecha de la B Nacional. El Azul se complica con el descenso.

Lamentablemente Independiente Rivadavia no da pie con bola en el tramo final del torneo. Es que cada vez quedan menos posibilidades para alejar los fantasmas del descenso y el equipo de Del Bosco no levanta cabeza, sigue mostrando errores que marcan el destino adversos de sus partidos y continúa siendo acosado por la falta de gol. Esta vez Banfield se aprovechó del mal momento del Azul, que sin jugar bien le ganó 3 a 1 en el sur de Buenos Aires.

La Lepra mostró dos caras distintas en el primer tiempo, porque al arranque de la etapa inicial se apreció a un equipo mendocino resistiendo las embestidas del Taladro, mientras que en el resto el Azul del parque interpretó un libreto que hizo tambalear el juego de su rival.

Pero en el comienzo del duelo Banfield arrancó con una intensidad importante, colocando mucha gente en ofensiva y avanzando ante un contrincante que todavía no se acomodaba en el campo de juego. Apenas se estaban disputando escasos segundos del cotejo y el local aprovechó un error de Renzo Vera en la última línea que dejó a Cristian Molina mano a mano con Josué Ayala, pero el arquero se impuso y evitó la caída de su arco.

Hasta los primeros 15 minutos, el Taladro manejaba la pelota y encerraba paulatinamente a su rival, pero la Lepra hizo un quiebre en el partido en base al buen posicionamiento de los jugadores y apeló al contrataque que fue bien comandado desde el fondo. Por eso la defensa de la Lepra empezó a mostrar firmeza y la zona media a repartir el balón con criterio, para que los dos puntas Mauricio Ferradas y Diego Caballero enfrenten con su habilidad la zona defensiva del dueño de casa.

Esto provocó que el club del sur de Buenos Aires caiga en un embudo con su juego, ya que ante la postura de Independiente no encontró respuestas ni ideas para atravesar la solidez y la concentración del cuadro de Mendoza. Es más, tuvo que tomar el recurso de enviar centros al área visitante pero sin peligro.

Cuando la Lepra impuso su panorama, pudo salir rápido de contra en varias ocasiones y logró contar con chances interesantes, como un remate de Caballero que exigió a Pablo Santillo y una bocha que casi sacude Ferradas de no ser por la intervención en último instante de su marcador. Pero a pesar de que no conseguía apuntalar su juego mediante el gol, la tranquilidad caracterizaba al Azul ante un Banfield que se ponía nervioso mientras pasaban los minutos. En el final el conjunto de Almeyda casi abre marcador con dos posibilidades claras dentro del área que Ayala desactivó con éxito.

En el complemento la Lepra siguió con su misma faceta futbolística, anulando a un Banfield que se mostraba desconcertado. No obstante a los 13 minutos, el Taladro llegó a la apertura del marcador a través de un córner que no salió a cortar Ayala y Fabián Noguera la empujó para el 1 a 0.

A pesar de la desventaja en la pizarra, Independiente Rivadavia no se desesperó y a raíz de un juego claro fue en busca de la igualdad. La pieza vital para conseguir la misión fue Caballero, que primero le anularon polémicamente un tanto por una supuesta posición adelantada, pero luego en el minuto 21 el misionero aprovechó una asistencia perfecta de Ferradas y con el arco a su merced no falló, estampando el 1 a 1.

El impacto fue duro para el local que no mostraba signos de supremacía. Sin embargo ante este complicado escenario el Taladro tuvo recibió una “ayudita” de la defensa del Azul que no sacó una pelota caliente en su área y le brindó la oportunidad a Andrés Chávez, que hizo pesar su capacidad goleadora y venció al portero Ayala.

Con el resultado otra vez en desventaja, la Lepra fue a buscar con todo el 2 a 2 ya con Víctor Píriz Alves y Cristian Fabbiani en cancha. Walter García estuvo a poco del empate con un exquisito tiro libre que Santillo sacó del ángulo.

El equipo de Claudio Del Bosco se volcó totalmente en ofensiva y dejó espacios en su terreno que fueron asimilados por Banfield para convertir el tercer tanto, pero la mala puntería impidió que ocurra esto. Pero cuando la visita se desbocaba con dirección a la valla de Santillo, el arquero Ayala quiso salir jugando de su área e increíblemente perdió el balón con Ricardo Noir, para que el 3 a 1 se convierta en realidad.

Independiente Rivadavia regresa del sur de Buenos Aires con las manos vacías una vez más, esta vez evidenciando algunos puntos interesantes en el juego y la actitud, pero que no pudo sostener y terminó por derrumbarse. La Lepra sigue por el camino equivocado a medida que las fechas avanzan y continúa sufriendo con los promedios.

En la próxima fecha Independiente recibirá a Nueva Chicago, partido clave en el Bautista Gargantini por la zona roja.

Opiniones (1)
22 de febrero de 2018 | 12:38
2
ERROR
22 de febrero de 2018 | 12:38
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ja, ja,, jua,,,jua,,jua,, ja,,,
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve