Deportes

Real Madrid se quedó con el derbi ante el Atlético

El Madrid dio vuelta el partido y venció al Colchonero por 2 a 1. Di María marcó uno de los goles.

El Real Madrid ganó hoy por 2-1 al Atlético, se llevó un nuevo clásico de la ciudad casi sin proponérselo y recortó distancias respecto al líder Barcelona en la Liga española de fútbol.

El equipo dirigido por José Mourinho alimentó su dominio sobre el Atlético incluso en un partido en el que jugó con mayoría de suplentes y ni dispuso de cuatro ocasiones claras de peligro.

El conjunto blanco encontró en la victoria una sensación de bálsamo, al reponerse de la caída por 4-1 ante el Borussia Dortmund en semifinales de la Liga de Campeones, y otra sensación de esperanza, de cara al partido de vuelta contra los germanos, el martes.

Además, el Real Madrid se acercó ahora a 11 puntos del Barcelona, que empató antes por 2-2 con el Athletic de Bilbao, y pareció posponer por unas jornadas más la consagración de los azulgranas como campeones de liga.

El Atlético, por su lado, fue incapaz de romper la racha de 14 años sin poder derrotar en liga al Real Madrid y además comenzó a despedirse de la lucha por el segundo lugar del campeonato.

Los rojiblancos, cuya última victoria ante los máximos rivales de la capital española fue en 1999 con goles de Jimmy Floyd Hasselbaink y José Mari, dijeron adiós a una racha de cinco encuentros consecutivos como invictos y quedaron a seis puntos del Real Madrid, segundo clasificado.

El colombiano Radamel Falcao García abrió la cuenta para los locales (4 minutos), mientras que Juanfrán, en contra (12’) y Angel Di María (62’) concretaron la remontada blanca.

La apuesta clara a la Champions hizo que Mourinho afrontara el clásico de la ciudad como un partido sin demasiada trascendencia.

Un mediocampo comandado por Kaká y Pepe, un Alvaro Morata como "Cristiano Ronaldo alternativo" y un Angel Di María con la obligación de recuperar su forma fueron los estandartes del equipo alternativo presentado por el entrenador portugués.

Por el otro lado, el Atlético afrontó el partido con todo su arsenal y con la posibilidad de oro para cortar la eterna racha sin triunfos ante el Real Madrid y de igualar a su rival en el segundo puesto de la tabla.

Tal como sucedió el miércoles ante el Dortmund, el Real Madrid arrancó el duelo dormido y lo pagó muy caro en su propia área.

Un tiro libre desde la izquierda condujo a un rebote innecesario de Diego López dentro del área, para que Diego Godín recogiera el balón sobre la derecha, lanzara el centro y Falcao anotara con un cabezazo debajo de la portería.

El Real Madrid estaba tan disperso en el campo, que casi ni pudo reaccionar al tempranero gol de los rojiblancos. Karim Benzema se convirtió en una isla solitaria, mientras que Kaká seguía sin terminar de conectar con Morata y Nacho sobre el sector izquierdo.

Así y todo, el Real Madrid tiene esa fortuna especial en los clásicos de la capital para encontrar a soluciones para sus problemas casi sin proponérselo.

Un tiro libre venenoso, pero errático de Di María desde la derecha, finalizó con un desvío fortuito en Juanfrán y en el balón ubicándose junto al palo derecho de Thibaut Courtois. El partido volvía a igualarse sin que el Real Madrid hiciera casi nada de mérito para lograrlo.

El duelo se condujo hacia el descanso en medio de un clima de fricción constante y nada de juego colectivo.

La segunda mitad, se desarrolló así en un clima de anarquía absoluta en el medio del campo. El Atlético tuvo más actitud para llevar las riendas del juego pero pocas veces pudo quebrar la resistencia de la defensa suplente del Real Madrid.

Gabi desperdició un mano a mano al lanzar su disparo desviado sobre la derecha, mientras que Diego López permitió que un tiro de Raúl García tocara el travesaño por confiarse demasiado en su atajada.

Y cuando el Real Madrid parecía ya conforme con la igualdad, apareció el gol que confirmó la remontada: Benzema encontró espacio en tres cuartos del campo y asistió a Di María, quien definió con un zurdazo cruzado junto al palo.

Ya con el estadio Vicente Calderón en silencio, Mourinho reforzó la resistencia de su equipo con el ingreso de Raphael Varane y el Atlético se quedó con una nueva frustración ante su clásico rival.

Opiniones (0)
19 de abril de 2018 | 11:20
1
ERROR
19 de abril de 2018 | 11:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Aguas color Malbec
    17 de Abril de 2018
    Aguas color Malbec