Deportes

Independiente entrenó fuertemente custodiado

El plantel del Rojo practicó bajo la dirección técnico del Tolo Gallego que continuaría al menos hasta el próximo fin de semana.

Independiente, que afronta una grave crisis por su delicada situación con el promedio del descenso, llevó a cabo un entrenamiento al mando de su entrenador Américo Rubén Gallego, que seguirá al frente del plantel, a puertas cerradas y con fuerte custodia policial en su estadio.

Luego de dos horas bajo total hermetismo, tanto el DT como el plantel y el presidente Javier Cantero se retiraron sin realizar declaraciones y tratando de esquivar el contacto con los cerca de 50 hinchas que se acercaron para expresar nuevamente el descontento por el presente.


Gallego continuará al frente del equipo, por lo menos, hasta el próximo partido ante Atlético de Rafaela, como visitante, del domingo 21 de abril, aunque la intención del presidente es que lo haga hasta la finalización de la temporada.

El plantel del `Rojo` quedó concentrado anoche tras su igualdad ante Unión de Santa Fe (1-1), como local, y esta mañana se trasladó hasta su cancha en Avellaneda para practicar, en algo que no es habitual al día siguiente de un cotejo.

El empate de anoche ante un rival directo en la puja por permanecer en la categoría, motivó la furia de los simpatizantes que protagonizaron incidentes una vez culminado el encuentro.

Por tal motivo, hoy se diagramó un importante operativo de seguridad para este entrenamiento "sorpresa" que en un primer momento iba a realizarse en el predio de Villa Domínico pero luego fue desestimado por el tema de la seguridad.

Luego del cotejo en el Libertadores de América, Gallego decidió suspender la conferencia de prensa y en el vestuario le comunicó a los jugadores que hoy a la mañana iban a tener un nuevo entrenamiento, por lo que las versiones de que el `Tolo` les iba a anunciar su alejamiento corrieron rápido por los pasillos del estadio.

Según trascendió, el técnico puso a disposición su renuncia, pero le fue rechazada por el presidente Cantero, quien esta mañana estuvo en el entrenamiento junto al secretario general del club, Pedro Larralde.

Precisamente, el mandatario fue uno de los más insultados por el público presente en la fría mañana de Avellaneda cuando se retiró a bordo de su auto particular.

"Escuchá a la gente" y "Estamos en la B, andate", fueron algunos de los gritos que se escucharon mientras pasaba el portón.

El entrenador también se fue por su cuenta y pudo observar una bandera de apoyo llevada por un hincha que cuando la exhibió recibió el reproche de otros que ahora discuten al `Tolo`.

El plantel tendrá mañana día libre y retomará la actividad el lunes en el predio de AFA en Ezeiza, sitio donde se entrenó durante toda la semana previa al duelo ante Unión.

Independiente, en zona de descenso con un promedio de 1,115, visitará el próximo domingo 21 a Atlético Rafaela (1,261), otro que pelea por evitar la pérdida de la categoría, en el marco de la décima fecha del Torneo Final.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 05:18
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 05:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"